La aventura profesional de CASIO
Jun19

La aventura profesional de CASIO

Hace ya ocho meses que empecé con esta aventura profesional en CASIO. Empresa japonesa conocida por sus relojes y calculadoras “de toda la vida” empezó su andadura como filial española allá por el año 2006 con el objetivo de convertirse en fabricante referente para sector educativo. A parte de las ya nombradas calculadoras que, de bien seguro hemos utilizado todos en algún momento de nuestros días como estudiantes, los proyectores ecológicos y los diccionarios electrónicos completan la línea de productos de la recién creada División Educativa. Es de los diccionarios electrónicos Ex-word que me gustaría hablar hoy. Una de las razones por las que entre a formar parte de CASIO fue por mis conocimientos de dicho producto. Si bien es un dispositivo que los estudiantes de japonés, quien más quien menos, hemos utilizado mientras “hincábamos codos” con los kanji para el mercado de consumo español es un completo desconocido. Un producto que en Japón factura alrededor de 250 millones de euros anuales y del que CASIO tiene el monopolio del mercado. Y no es de extrañar porque si bien se suele decir que “los bebés españoles nacen con un pan bajo el brazo”, en Japón el dicho se tornaría en “los bebés japoneses nacen con un Ex-word bajo el brazo” debido a la complejidad del idioma incluso para sus propios hablantes. Mi trabajo en CASIO pues consiste en dar a conocer el diccionario electrónico dentro del sector educativo español. Actualmente, disponemos de un único modelo para el estudio en profundidad del inglés aunque en un futuro esperamos contar, ya sea en de hardware o, preferiblemente a nivel de software, con nuevos idiomas que permitan ampliar las posibilidades actuales del Ex-word. Diez diccionarios Oxford de entre los cuales destacan el Oxford Thesaurus of English (diccionario de sinónimos), Oxford Collocations Dictionary for Students of English (diccionario de colocaciones en inglés), Oxford Idioms Dictionary for Learners of English (diccionario de expresiones idiomáticas en inglés), Oxford Phrasal Verbs Dictionary for Learners of English, el Oxford Learner’s Wordfinder Dictionary (diccionario de uso del inglés) o el Practical English Usage (uso práctico del inglés). Además incorpora multitud de contenido adicional como la Britanica Concise Encyclopedia, un pequeño traductor a seis idiomas (inglés del Reino Unido y EE.UU, francés, alemán, español, italiano y ruso), 100 obras de la literatura universal, función de pronunciación para hasta 100.000 palabras en inglés nativo y la posibilidad de transferir texto e imágenes desde el ordenador. ¡Un punto y a parte en el estudio del inglés! ¡Olvídate del papel! Descubre las principales características del Ex-word de CASIO en el siguiente...

Leer más
El kamikaze abandona las comillas
Nov09

El kamikaze abandona las comillas

Parece que la palabra kamikaze, “persona que se juega la vida realizando una acción temeraria” ha sido incluida en el Diccionario académico y en los diccionarios de uso de referencia habitual, por lo que a partir de ahora deberá pasar a escribirse sin comillas. Es común ver en los medios de comunicación expresiones del tipo: «El conductor “kamikaze” arrollo a las víctimas» o «La familia del conductor “kamikaze” pide su indulto al juez», donde la palabra siempre es escrita entre comillas al ser un préstamo lingüístico del japonés. Aunque en origen, la palabra designaba al “piloto de aviones japonés que durante la Segunda Guerra Mundial se precipitada contra objetivos de las fuerzas americanas, inmolándose” el uso de kamikaze como “conductor extremadamente temerario” se encuentra plenamente asentado en nuestro idioma. Respecto a su grafía, la Ortografía de la lengua española indica que «la letra K en representación del fonema /k/ se emplea hoy en español, en cualquier posición, en la escritura de numerosos préstamos de muy diverso origen», harakiri, ikebana o karaoke entre las que proceden del japonés De este modo, la palabra kamikaze ha pasado a considerarse un término español y por ello a partir de ahora deberemos escribirla sin...

Leer más
Récord de asistencia en la XIX edición del Salón del Manga de Barcelona
Nov04

Récord de asistencia en la XIX edición del Salón del Manga de Barcelona

Más de 115.000 aficionados al manga, el anime y la cultura japonesa se han dado cita este fin de semana en la XIX edición del Salón del Manga de Barcelona. Récord de asistencia. El sábado, día de máxima afluencia, se superaron todas las previsiones de aforo obligando a los organizadores a dejar de vender entradas a media mañana. “No podemos seguir en un espacio que por aforo obliga a visitantes a hacer colas de más de tres horas y creo imprescindible buscar alternativas para el 2014” afirmaba el director del Salón del Manga y de Ficomic, Carles Santamaria. Los pabellones 1 y 2 de Fira de Barcelona, con 35.000 metros cuadrados destinados al evento, quedaron pequeños y es por ello que la organización se plantea, para futuras ediciones,  aumentar el espacio o trasladarse al recinto de Fira Barcelona situado en Gran Via. Los fans que acudieron al certamen pudieron disfrutar de un gran número de exposiciones, conferencias y actuaciones relacionadas con el mundo del manga-anime y la cultura japonesa así cómo descubrir las últimas novedades editoriales del sector. Asociaciones para el fomento de la cultura japonesa (Casa Asia, Consulado  General del Japón en Barcelona, o la Japan Foundation), editoriales especializadas en literatura japonesa (Satori o Taketombo books) o agencias de viajes especializadas (Viajando por Japón) compartieron espacio  junto a decenas de expositores de merchandising de las series manga del momento. No faltaron a la cita el mítico concurso de karaoke en japonés y los miles de asistentes  disfrazados de sus personajes favoritos (quienes gozaron de entrada gratuita el viernes). El deporte en el manga y el anime fue protagonista destacado de un certamen que contó con la presencia de entidades deportivas tales como el equipo de baloncesto Fiatc Joventut o el equipo de futbol CE Sabadell (muy ligado al país asiático desde la compra del club por parte de un empresario japonés). Además, los asistentes al evento tuvieron la oportunidad de conocer, en persona, a Yoichi Takahashi, creador de la mítica serie de animación Campeones y  protagonista de la exposición “Manga en juego”,  dedicada al fenómeno de Oliver y Benji. Más allá del fútbol y el baloncesto, se ofrecieron exhibiciones de béisbol (el deporte nacional de Japón), kárate, kendo, judo y sumo, a cargo de las distintas federaciones españolas oficiales. Por su parte, la franquicia de videojuegos Poket Monster, más conocida como Pokemon, tuvo también un papel destacado en la celebración del Salón del Manga con la visita de uno de sus creadores, Januchi Maseda.  El transgresor y vanguardista Shintaro Kago; el autor chino Li Kunwu y el director de animación Daisuke Nishio, popular por sus películas y series sobre Dragon Ball,...

Leer más
Los autobuses en Japón
Ago30

Los autobuses en Japón

Una de las cuestiones que más me sorprendió de mi primera visita a Japón fue la forma de subir y pagar en los autobuses.  En España, y en muchos países de Europa, subimos al autobús por la puerta delantera y seguidamente pagamos el billete, ya sea directamente al conductor o bien introduciendo el bono correspondiente en una máquina.  Además el precio del billete acostumbra a ser siempre el mismo independientemente de la distancia recorrida. En Japón esta liturgia es completamente distinta y no son pocas las situaciones rocambolescas y conflictivas que pueden llegarse a ver en un autobús. Para empezar, subimos al transporte público por la puerta trasera y deberemos pagar, con la cantidad justa, una vez llegados a nuestro destino. Introducimos el dinero en una máquina que cuenta las monedas al instante indicando al conductor si se ha efectuado el pago justo. La máquina dispone de varios orificios. En la parte superior, el espacio para arrojar las monedas y validar de forma magnética nuestro bono de autobús. En la parte frontal dispone de una ranura para introducir el bono de autobús, un orificio para el cambio de monedas y otra ranura que tiene la misma función para los billetes de 1000 yenes. Las diferencias no terminan aquí y es que durante el tiempo que he vivido en Japón he tenido la oportunidad de subirme a autobuses con formas de pago distintas. En Kioto, por ejemplo, el billete cuesta 220 yenes (unos dos euros), en cambio, en Miyazaki, el precio del billete variará dependiendo del número de paradas recorrido, de la distancia. En este caso, al subir al autobús deberemos coger un papelito que nos indica el número de parada  y durante el trayecto, estar pendientes de un panel situado a la altura de la cabeza del conductor para conocer el precio del billete. Otra cosa que sorprende de los autobuses japoneses es el propio conductor. Siempre ataviado con uniforme y guantes blancos nos ira indicando el nombre de las paradas, el momento en que arranca y frena el vehículo  y si hay giros bruscos. Es decir, el conductor no solamente se encarga de conducir el autobús durante el trayecto sino que durante el mismo está pendiente de la comodidad y la seguridad de los pasajeros. Algo estrechamente ligado al cumplimiento de las normas sociales del pueblo japonés. Sin duda toda una aventura para todos aquellos recién llegados a...

Leer más
La universidad japonesa (2)
Sep24

La universidad japonesa (2)

Durante el tercer año de universidad, los estudiantes empiezan lo que ellos denominan “búsqueda de trabajo” (就職活動). Aunque es cierto que la gran mayoría tiene empleos a tiempo parcial para ayudar a pagar el alquiler (es común mudarse a una nueva ciudad para realizar los estudios superiores), su tiempo de ocio y sus caprichos nunca será suficiente. La sociedad japonesa “exige” a los jóvenes con estudios universitarios un trabajo estable y bien remunerado. Un trabajo en el sector privado, generalmente en una empresa. El método que emplean las empresas niponas para seleccionar a sus nuevos empleados difiere del que estamos acostumbrados aquí, en España. El currículum deja de ser un elemento indispensable, fundamental, y se convierte en un añadido. Son las entrevistas, directamente con las empresas, lo que realmente decidirá el futuro profesional de estos estudiantes aún no licenciados. Las compañías organizan jornadas informativas a las que asisten miles y miles de jóvenes japoneses (todos vestidos con traje y tallados con el mismo patrón). Posteriormente se harán exámenes en línea para calificar las habilidades específicas de cada postulante y, si la empresa lo considera conveniente, se realizarán una o varias entrevistas con el seleccionado. Estas suelen ser en grupo, para valorar la capacidad de trabajo en equipo y las dotes de liderazgo eindividuales donde se busca conocer las expectativas del candidato, sus gustos e intereses y, en definitiva, conocerlo de forma más personal. Una vez superadas todas estas fases de selección la empresa estará en disposición de decidir quiénes serán sus nuevos empleados. Este proceso puede durar semanas, meses incluso años y es que, una vez licenciados, será mucho más complicado que estos jóvenes encuentren una empresa que les...

Leer más
La universidad japonesa (1)
Sep22

La universidad japonesa (1)

De mis días como estudiante de la Kyoto University of Foreign Studies tuve la oportunidad de conocer de primera mano cómo es la vida de un universitario japonés. La división de la jornada lectiva en períodos permite a los estudiantes confeccionarse un horario a su medida y, como consecuencia, la gran mayoría pasa varias horas muertas en las cafeterías del campus. Allí era donde, al terminar las clases de japonés, aprovechaba junto a otros compañeros para avanzar con la gran cantidad de tareas que se nos había encargado, ya fuera para el día siguiente o a semana vista. Durante estos ratos, me di cuenta que, nosotros, estudiantes de intercambio éramos los únicos de todo el local que estábamos inmersos en tareas de índole diversa. ¿Por qué los estudiantes japoneses apenas dedican tiempo al estudio personal, a hacer deberes? ¿Qué es para ellos la enseñanza superior? ¿Cómo viven los años de universidad? Todas estas cuestiones encontraron su respuesta después de hablar con algunos estudiantes: La universidad es tiempo de relax para nosotros; los profesores apenas nos exigen deberes y lo único que debemos preocuparnos es por la asistencia y por un par de exámenes finales; venimos a la universidad para aprender pero lo importante es estar con nuestros amigos, hablar de chicos y organizar fiestas; hemos estudiado demasiado en el pasado y ahora nos merecemos disfrutar un poco. Son sólo algunas de las respuestas, la gran mayoría de la misma índole, que demuestran que, para muchos japoneses, llegar a la universidad es un “alivio”. El sistema educativo japonés tiene como objetivo formar a sus estudiantes desde pequeños y encaminarlos hacia los exámenes de ingreso a las mejores universidades. Una vez conseguido, los alumnos pueden relajarse. Aún, a día de hoy, el caché de la universidad será la premisa más valorada por las empresas a la hora de contratar. Las cualidades personales, el expediente académico, actitud, iniciativa… serán tomadas en consideración después de ver el nombre de la universidad del graduado. En el siguiente artículo ahondaré un poco más la cuestión del sistema educativo japonés a partir de mis experiencias como estudiante de una universidad japonesa. ¡No te lo...

Leer más