El parque de Ueno

Antes de viajar a Kioto tenia aún una visita pendiente, Ueno. El parque, de gran belleza, concentra parte de los museos más importantes de la ciudad y es sin duda uno de los emplazamientos preferidos de los japoneses cuando deciden tomarse un pequeño respiro.

Antes de llegar al parque, viniendo desde el sur, es posible visitar y recorrer uno de los mercados más llamativos de la capital nipona, Ameyoko. El nombre compuesto deriva de las palabras ame (caramelo) y yoko (callejón) y es que durante la posguerra, Ameyoko fue escenario de un intenso comercio de golosinas.

  

En la actualidad, más de quinientas tiendas se agolpan en una franja de no más de 400 metros, que llega a desembocar al mismo parque de Ueno. La esencia del mercado es la comida; pescado fresco, algas, frutas, galletas, frutos secos, aunque en la actualidad parte del producto empieza a derivar en ropa, relojes, electrónica y souvenirs.

Los vendedores se asoman a la calle para atraer al paseante al grito del tantas veces repetido Irashai mase, dôzo! Una forma cortés de dar la bienvenida al cliente y que traducida vendría a decir algo así como: Adelante, siéntase a gusto de entrar en nuestro establecimiento!

Ya en Ueno, uno deja llevarse por la tranquilidad que ofrece este oasis de calma. El ruido, la luz y el estrés quedan a un lado mientras se pasea por debajo de grandes arboledas y se disfruta de otros tantos templos situados dentro de los límites del parque. Otro de los elementos que van asociados a Ueno y que sin duda desmerecen un poco el lugar son los vagabundos, que han hecho del sitio su casa.

     

Aún así, el parque más grande de la capital sigue siendo uno de los sitios que más goza del cariño de los japoneses, sobretodo en primavera cuando los cerezos en flor congregan a centenares de personas para disfrutar del hanami, “ver flores”. Las flores del cerezo generan en los transeúntes cierto atractivo estético, romántico pero en realidad la festividad del hanami no es más que una excusa para que los tokiotas pasen un día de recreo comiendo y bebiendo.

Author: Periodista en Japón

Periodista especializado en Asia Oriental, apasionado del Marketing Digital, la Comunicación y Japón

Share This Post On

5 Comments

  1. Pau! Portava uns dies sense mirar el blog i m'he trobat infinitat d'articles sobre el viatge, però ja m'he posat al dia. Es impressionant! Ho estàs veient tot! I ara cap al sud… waaaaaaaahhh no saps com t'envejo!

    Per a la pròxima visita ens faràs de guia? 😀 (Es comenta un viatge de fi de curs a Shanghai amb salt al Japó per als que fem japonés…)

    Que vagi

    Post a Reply
  2. Jajajajaj Kiotsukete kudasai!!!! Ja soc a Kioto a casa del Kouji!! jajajaj això és una pasada, tot diferent a Tokio molta més tranquilitat que també es troba a faltar. Se m'està fent molt curt i la tornada a Catalunya serà dificil. Respecte a lo del viatge mmm ho veig xubgo tenint en compte que tornare aqui com més aviat pugui pero tot es pot parlar jejej. Fins a la pròxima!

    Post a Reply
  3. Pau!!!!! Com va per allà tiu?? pel que llegeixo és al·lucinant, ja m'ho explicaràs tot bé quan tornis. Gaudeix dels dies que et queden.

    Una abraçada,

    Víctor

    Post a Reply
  4. que gran pauet! m'estan entran unes ganes d'anar alla impresionants, no t'ho pots ni imaginar xDD segueix disfrutant d'aquesta expèrencia… ja explicaràs quan tornis.

    petons crack!

    Davidu

    Post a Reply
  5. Clar que si cracks quan torni us explicaré moltes coses jajaj y a veure si l'any vinent quan torni em veniu a fer una visita jeje. Salutacions i fins a la tornada!

    Post a Reply

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *