El post 400
Jul12

El post 400

Con el de hoy llego al post número 400. Han pasado casi seis años desde que empezara esta aventura y aún recuerdo el primer artículo que escribí. En ese entonces, aún no había pisado suelo japonés pero, dentro de mi, algo me decía que el país asiático iba a convertirse en parte fundamental de mi experiencia vital. No en vano, en setiembre de ese año, 2009, aterrizaba en Narita (Tokio) para una estancia de un mes que revolucionaría mi imaginario poniendo patas arriba cada uno de los estereotipos cargados en mi equipaje. Después llegaría mi estancia en Kioto  y mi año de estudios en Miyazaki (podéis leer varios artículos relacionados en el blog). Japón ha formado parte mi desde la infancia. Quizás todo empezó de forma inconsciente cuando a los cinco años vi por primera vez un capítulo de Dragon Ball, quien sabe. Lo cierto es que la atracción por la cultura, historia, costumbres japonesas fue in crescendo a medida que maduraba como persona. El blog es tan solo un reflejo de mis inquietudes en torno a una sociedad fascinante, que no deja indiferente pero que, por desgracia, aun hoy en día sigue teniendo como handicap los prejuicios e ideas preconcebidas de muchos de aquellos que no han experimentado Japón in situ. Este espacio virtual nació con una clara vocación: alejarse de los centenares de blogs sobre Japón centrados en la faceta excéntrica de sus habitantes para mostrar, a través de contenido de valor, como es la realidad de un país de contrastes. Así, en el blog encontraréis artículos sobre historia, mitología, cultura, gastronomía, economía, religión, política, subcultura urbana… en definitiva, distintos colores de un mismo cubo de Rubik, la sociedad japonesa. Espero seguir aportando mi granito de arena para que el blog siga creciendo. Me despido, no sin antes agradecer a todos los lectores y también a aquellos que, alguna vez, me habéis escrito. ¡Felicidades!  ...

Leer más
La llegada de la prensa a Japón
Feb04

La llegada de la prensa a Japón

Los medios de comunicación, desde siempre, han jugado un papel muy importante dentro de la sociedad a la hora de crear opinión pública. Europa, más concretamente Inglaterra, fue la cuna de los periódicos allá por el siglo XVIII con un claro propósito inicial de informar a los lectores de los sucesos más relevantes. Con todo, el desarrollo imparable de las sociedades convirtió el nuevo invento en un bumerán o en un arma de doble filo. Por un lado, los políticos serían capaces de utilizar estos nuevos medios para enviar mensajes a sus conciudadanos (y de este modo obtener más votos) pero por el otro, las informaciones dirigidas a la población podían desembocar en críticas abiertas en contra de sus gestiones. Casi un siglo más tarde, los periódicos llegaron también a Japón. Lo hicieron a modo de innovación tecnológica en el momento en qué el país estaba inmerso en una de las reformas más importantes de su historia, la Restauración Meiji. En ellos se exponían las nuevas políticas, los avances y todas aquellas reformas que el gobierno tenía en mente para transformar Japón y abandonar de una vez el periodo Tokugawa. A si mismo, se fueron incorporando en las publicaciones todos los objetivos cumplidos y las normativas que, a partir de ese momento, regirían el país.  La llegada del nuevo Gobierno Meiji provocó un cambio estructural y de contenido en los periódicos, que empezaron a centrarse en aspectos más sociales. Las empresas detrás de las publicaciones asumieron un papel preponderante y fue en épocas de “vacas flacas” cuando sus publicaciones consiguieron aún más poder, se volvieron más críticas y obtuvieron más repercusión social. Con todo, la independencia de estos medios siempre quedó en entredicho y es que a muchas publicaciones se las relacionaba con el nuevo ejecutivo e incluso era habitual que se escribieran noticias dentro de las mismas oficinas gubernamentales. Los periódicos de esa época eran de tendencia conservadora, en ocasiones cercanos al gobierno y en sus mensajes se vislumbraba una de las máximas del pensamiento confuciano: el bienestar de la sociedad por encima de cualquier otro asunto. Se habían convertido en una herramienta indispensable para los políticos, que iniciaron un conjunto de medidas para ayudar al aumento de su difusión. Algunos autores hablan de la prensa como uno de los pilares básicos de la modernización del país asiático y como causa aparente de la aparición de la democracia. Un escaparate donde difundir todo aquello que se iba construyendo y reformando, pero a su vez un sistema de marcaje a los nuevos...

Leer más
De vuelta a España
Feb13

De vuelta a España

Hola a todos desde España. Aprovechando las vacaciones inter semestrales en Japón (meses de febrero y marzo) decidí volver a España para ver a la familia, amigos y recargar pilas a nivel personal. Durante las últimas semanas, las clases en la Universidad de Miyazaki me mantuvieron muy ocupado con los exámenes finales, y la preparación de varios trabajos y exposiciones así que tuve que dejar a un lado la redacción del blog para cumplir mis obligaciones como estudiante. No obstante, durante el tiempo que me encuentre en España prometo dedicarle más tiempo. En el capítulo de hoy os presento una nueva leyenda. La medusa y el mono Rin-Jin, el Rey del Mar, se casó con la joven y hermosa princesa dragón. Apenas llevaban casados unos meses cuando la reina cayó enferma. Numerosos fueron los consejos y remedios de los médicos pero la salud de la reina seguía empeorando. “¡Oh!- Se lamentaba la reina- ¡Sólo existe un remedio para curar mi enfermedad!” “¿Cual es?”,  preguntó Rin-Jin.” “El hígado de un mono, en cuanto lo haya comido recobraré la salud. Por favor, te lo ruego, tráeme el hígado de un mono pues sé que no existe remedio alguno para mi enfermedad”. Así que Rin-Jin hizo venir a la medusa y le dijo: “Quiero que nades hasta la costa y regreses trayéndome un mono vivo sobre tus espaldas pues necesito utilizar su hígado ya que este es el único remedio para curar la enfermedad de la reina. Tú eres la única criatura que puede realizar esta tarea pues sólo tú tienes patas para caminar por la arena. Para convencer al mono de que te acompañe le hablarás de las maravillas que se esconden en el fondo del mar y de la exuberante belleza de mi palacio con su suelo de perlas y sus paredes de coral”. ¿Qué aventuras le esperan a la medusa? ¿Encontrará al mono que permita salvar la vida de la Reina del Mar? Lo descubriremos en el siguiente artículo. ¡No os lo...

Leer más
Tapeando por Miyazaki
Ene13

Tapeando por Miyazaki

¡Feliz año a todos los lectores del blog! Espero que este sea tambíen un próspero año para todos vosotros. Hace unos días, una de mis profesoras me habló de un restaurante español cerca de la estación de Miyazaki. La verdad es que cuento con los dedos de una mano mis experiencias con la comida española en Japón y, por norma general, el precio a pagar no se corresponde con la calidad que ofrecen. De todos modos, ayer decidí dar otra oportunidad a todos esos cocineros japoneses que procuran acercar a sus compatriotas la verdadera comida española.  Junto a mi amigo coreano Ki Seok Lee, quién hasta ayer aún no había probado la comida española, nos subimos al tren en dirección a la ciudad de Miyazaki. Encontrar el establecimiento fue pan comido. Los colores amarillo y rojo intenso, característicos de la bandera española, decoraban una fachada ambientada con motivos taurinos y la mundialmente conocida bailaora sevillana. Junto a la mujer con vestido de faralaes un texto en español, con sus faltas ortográficas y gramaticales al orden del día,  daba un toque más castizo al local.        En el interior, el ambiente recordaba a la típica tapería española. Mesas redondas con taburetes altos y una amplía barra desde donde hechar un ojo a los diferentes platos que podían degustarse. Decidimos sentarnos en la barra. Mi acompañante, sin entender muy bien que tipo de comida íbamos a degustar parecía encantado así que empecé a explicarle cada uno de los platos que se ofrecían en la carta. Al final nos decidimos por unos calamares a la romana, pulpo a la gallega, patatas a lo pobre, pan con tomate y esas gambas al ajillo que parecían estar hechas con tanto mimo y esmero.        La verdad es que ambos quedamos muy satisfechos con la comida, yo especialmente. Y es que aún con las pequeñas variaciones hechas para adaptar los platos al paladar de los japoneses, la comida estaba realmente deliciosa. Así pues, antes de irnos decidí felicitar personalmente al dueño del local prometiéndole que no tardaría demasiado en volver....

Leer más
Buscar trabajo en Japón
Dic04

Buscar trabajo en Japón

Con cuenta gotas, lo sé. Durante estos dos últimos meses, desde mi llegada a Miyazaki, no he tenido demasiado tiempo para dedicar al blog. Como contaba en el artículo anterior, me está costando más de lo previsto adaptarme a mi nueva vida y dedico mucho tiempo al estudio del japonés. En el artículo de hoy me gustaría hablar un poco de mi última experiencia. En este caso, relacionada con la búsqueda de trabajo en el País del Sol Naciente. Este domingo, día 2 de diciembre, se celebró en Fukuoka (capital de la isla de 九州,Kyûshû, la más meridional de las cuatro que forman el archipiélago japonés) un encuentro entre empresas y jóvenes universitarios que serán, posiblemente, la futura mano de obra del país. El lugar emplazado, un enorme estadio de béisbol. A primera hora de la mañana decenas y decenas de estudiantes de segundo curso de la Universidad de Miyazaki, vestidos todos con traje y salidos de un mismo molde, se subían a varios autobuses que les conducirían a Fukuoka. Y entre todos ellos me encontraba yo. A modo de experiencia me apunté a este viaje y es que quería ver más de cerca esto que los japoneses llaman 就職活動 (shûshokukatsudô), o búsqueda de trabajo. Todo está estipulado: desde las fechas para solicitar el lugar de trabajo, los documentos requeridos, los pasos a seguir para rellenar la documentación, la forma adecuada de vestir, los saludos durante las entrevistas personales, todo. Un ritual que no deja lugar a la más mínima improvisación y que convierte ,cada año, a miles y miles de japoneses en robots con el único objetivo de lograr un puesto de trabajo. Llegados a Fukuoka, al escenario de la convención, se cumplieron mis previsiones. De entre los asistentes, venidos de todas las provincias del sur del país, yo era el único sin los ojos rasgados. Empecé a andar abrumado por los gritos de los anunciantes que querían vender las bondades de sus empresas a jóvenes poco seguros, aún, de su futuro profesional. No es que me interesara asistir a la presentación de ninguna empresa en particular, no tengo nada claro que mi futuro profesional esté en este país, pero me sedujo la idea de ponerme en la piel de uno de esos estudiantes y observar que era lo que se les contaba y ofrecía. Como ya sabéis, soy licenciado en periodismo así que opté por situarme en la primera fila de la carpa que había montado el periódico japonés 朝日新聞 (asahishinbun), que traducido sería el periódico de la mañana. En menos de 30 minutos y bajo la mirada atónita de un par de decenas de japoneses, yo...

Leer más