La Diosa Benten
Feb10

La Diosa Benten

La mitología japonesa es uno de los aspectos que más me motivaron a la hora de iniciar el blog. Muchos de los habitantes del archipiélago se consideran fervientes devotos. La confluencia de religiones como el budismo y el sintoísmo convierten Japón en uno de los países más ricos en cuanto a literatura mitológica se refiere. En el artículo de hoy hace acto de presencia La Diosa Benten. La Diosa Benten es considerada una de las divinidades japonesas de la Buena Suerte, junto a Ebisu o Hotei. Se la conoce también como la Diosa del, Mar, el Amor, la Belleza y la Música. En sus representaciones La Diosa Benten aparece montando un dragón o una serpiente, debido a que en muchas zonas de Japón, las serpientes se consideran animales sagrados. Existen imágenes de esta divinidad de la mitología japonesa que representan a la diosa con ocho brazos. Seis de ellos se extienden por encima de la cabeza y sostienen distintos elementos: un arco, una flecha, una espada, una llave y una joya sagrada. Los dos brazos restantes están cruzados en postura de oración. La Diosa Benten, también es representada tocando el shamisen, uno de los instrumentos de cuerda más representativos de Japón. La figura de Benten guarda parecido con la de  Kannon (diosa de la Misericordia) y ambas aparecen juntas con frecuencia. Los santuarios dedicados a Benten suelen estar situados preferentemente en islas y reciben anualmente millares de personas en peregrinación. Una hisotria sobre la Diosa Benten Tal como he comentado, la Diosa Benten suele aparecer representada a lomos de un dragón. La siguiente leyenda está relacionada con esta representación. A continuación os presento una pequeña historia que cuenta las andanzas de esta figura de la mitología japonesa. En una cueva vivía un formidable dragón, que se alimentaba de los niños de la aldea de Koshigoe. En el siglo VI, Benten decidió poner fin al terrible comportamiento del monstruo y, tras provocar un terremoto, descendió en una nube hasta la entrada de la cueva en la que el dragón había establecido su residencia. Benten entró en la caverna y se casó con el animal y, gracias a su buena influencia, pudo poner fin a la matanza de niños. Con la llegada de la Diosa Benten, nació del mar la célebre isla de Enoshima, que desde entonces es tierra sagrada de la diosa del Mar. Historia sacada de Mitos y Leyendas de Japón de F. Hadland...

Leer más
Tips para unas vacaciones en Japón (3)
Dic11

Tips para unas vacaciones en Japón (3)

En el artículo de hoy presento dos entregas más de “tips para unas vacaciones en japón”. En esta ocasión, mis amigos Víctor y Sonia conocieron las ciudades de Takayama, con visita obligada a la mágnífica aldea de Shirakawa-Go, y la antigua capítal del país, Nara, rodeada de majestuosos templos budistas y la entrañable compañía de  multitud de ciervos. ¿Qué sorpresas les esperan en el camino? Nos leemos en el siguiente artículo. ¡Mata...

Leer más
El Budismo en Japón
May27

El Budismo en Japón

Japón cuenta con un amalgama de religiones que conviven en armonía. En el artículo de hoy hablaremos de forma detallada sobre el Budismo, una religión seguida por 75 de los 130 millones de habitantes del archipiélago japonés. El Budismo que se practica en China, Corea y Japón es mayoritariamente del tipo Mahayana, la corriente laica que surge del budismo original. Desde su entrada en los siglos V-VI d.C se formaron unas cuantas escuelas que interpretaron a su manera cual era la mejor forma de llegar al Nirvana o al estado búdico del “despertar“. La más importante fue la escuela Zen o variable del budismo Chan proveniente de la China. Rinzai Zen Su fundador fue Myoan Eizai, quién viajo a la China para practicar el budismo de la Escuela de la Plataforma Celestial. Una vez allí se intereso por la vertiente china, el Chan, y al volver a Japón impulsó una forma especial de entender esta forma de Budismo. Ideó el sistema de los Koan o acertijos absurdos sin respuesta aparente que lo único que pretendían era que el discípulo encontrara una respuesta fuera del pensamiento lógico y razonable. Implantó el Zazen como método de meditación estricta en posiciones rígidas durante días, semanas, meses incluso años. Un método que todo el mundo tenía que hacer de cara al vació para no distraer la mente. A su vez, estableció que los maestros pudieran dirigirse a los practicantes para darles consejos e incluso se les permitía mantener entrevistas personales. Además, los monjes debían dormir mirando al techo. Finalmente, uno de sus discípulos, Dogen, tomó la decisión de viajar a la China, como años antes había hecho su maestro y al volver, después de cuatro años, formó la rama del Soto Zen. Soto Zen Se trata de una escuela aún más rígida que su predecesora, más estricta. Por un lado, Dogen decidió prescindir de los Koan ya que solo hacían que entorpecer el único y principal propósito de los practicantes, la meditación. Para la escuela Soto lo único que era válido era el Zazen, una práctica que en este caso debía hacerse de cara a una pared blanca. Los discípulos no podían preguntar a los maestros y estos estaban autorizados a dar golpes de atención, en sentido estricto, si apreciaban signos de flaqueza en las posturas meditativas. Dogen cambió también la forma de dormir de los practicantes que, en esta ocasión, debían hacerlo sobre el costado derecho de su cuerpo. Finalmente, esta escuela niega rotundamente el Satori o “flash del despertar”. Escuela del Loto Solar o la Escuela de Nichiren Esta escuela, más moderna que las dos anteriores, se formó durante el siglo XIII. Nichiren, su fundador, siguió durante un tiempo la Escuela de la Tierra Pura, pero tuvo una revelación donde entendió que ese método no era el apropiado. Así,...

Leer más
Jizô el protector de los niños
Mar19

Jizô el protector de los niños

Jizô, el dios de los niños y el que calma las tempestades, es una de las divinidades budistas más queridas, cualidad que comparte con Kannon, la diosa de la Misericordia. Los dioses más populares, tanto en Oriente como en Occidente, son siempre aquellos que poseen las cualidades más humanas, cualidades antropomórficas. Jizô, pese a ser de origen budista es esencialmente japonés y encarna a innumerables mujeres japonesas, que anhelaron proyectar en el Más Allá la imagen de una deidad que fuera a la vez Madre y Padre de las almas de sus retoños. En esto consiste básicamente la figura de Jizô, un dios de corazón femenino no susceptible de ser analizado en pesados debates teológicos. Un estudio detallado de la naturaleza de Jizô revela todas aquellas cualidades ideales de la mujer japonesa: el amor, el sentido de la belleza y su infinita compasión (cualidad primordial de los Bodhisattva –héroe de la compasión- en el Budismo mahayana). Esta deidad posee también toda la sabiduría del Buda Histórico (Siddhartha Gautama), con la salvedad de que Jizô prescindió del nirvana para poder convertirse en el compañero de juegos y protector divino de todos los niños japoneses. Es el dios de las sonrisas, enemigo de los espíritus malévolos y el único que puede reconfortar a una madre cuyo hijo falleció. Para la mujer japonesa que ha tenido que enterrar a su pequeño, todos los ríos conducen sus aguas de plata al lugar donde el siempre bondadoso Jizô está aguardando. Por eso las madres que han tenido tal desgracia escriben oraciones en pequeñas tiras de papel y las dejan en las aguas de los ríos para que la corriente las arrastre hacia el gran Padre y Madre espiritual, que responderá a sus peticiones con una afable sonrisa. El cauce seco del río de las almas Bajo la tierra discurre el Sai-no-Kawara (cauce seco del río de las sombras). Éste es el lugar al que van los niños cuando mueren. Allí los pequeños juegan con el sonriente Jizô y construyen pequeñas torres de piedras que jalonan todo el cauce del río. Las madres de los niños, en el mundo de los vivos, también construyen torres de piedras alrededor de las imágenes de Jizô pues estas pequeñas construcciones representan oraciones; son también protecciones contra los oni, o espíritus malignos. A veces, en el cauce seco del río de las almas, los oni consiguen una victoria temporal y derriban las torres levantadas por los pequeños espíritus de los felices niños. Cuando sucede algo así, las risas se apagan y los pequeños corren buscando la protección del risueño Jizô. Éste los oculta bajo sus largas mangas y espanta a los oni de ojos rojos con su sagrado báculo....

Leer más
Las festividades más importantes de Japón
Feb29

Las festividades más importantes de Japón

Hoy publico un artículo recibido en el concurso del blog. Alberto C.L. hace un interesante repaso a las festividades más importantes de Japón. Japón es un país que hoy en día todavía conserva la mayoría de sus festividades y ceremonias tradicionales, conocidas como matsuri. Las dos celebraciones nacionales más importantes son el Año Nuevo (de origen sintoísta) y la Fiesta de los Muertos (de origen budista).Durante el Año Nuevo (Oshogatsu), casi todos los establecimientos permanecen cerrados. Se trata de una tradición muy arraigada en la cultura japonesa donde acudir al templo la noche del 31 de Diciembre o los días posteriores se convierte casi en una obligación. Los templos suelen colmarse de puestos de comida y de recreativos ambulantes, creando un ambiente de feria muy agradable. Esta primera visita del año al templo recibe el nombre de Hatsumode. A mediados de año nos encontramos con la festividad de los muertos (Obon). Festividad budista celebrada a mediados de agosto y que dura tres días. El primero, se invita a los familiares fallecidos a regresar a casa, haciendo un fuego para iluminar su camino. El segundo día se prepara un gran banquete, convidando a los fallecidos al altar, y el tercer día se les invita a marcharse con el sonido de una campana. Este último día, muchas personas suelen dejar sus lámparas o barcos con velas en un río o en el mar, simbolizando el camino de vuelta de los fallecidos. Los japoneses cuentan además con una serie de festivos en honor a la naturaleza o a las estaciones del año, lo que demuestra su sumo respeto por lo natural. Otras celebraciones nacionales importantes son el 15 de enero, día de la mayoría de edad, donde se celebran fiestas en honor a aquellos que ya han alcanzado los 20 años. El 5 de mayo es el día del niño, y en los jardines de los hogares se alzan grandes carpas hechas de papel o tela, y el 15 de septiembre el día del anciano. Estas son, pues algunas de las fiestas tradicionales más importantes en este país. Hay otros muchos festivales que también merecen ser nombrados, como por ejemplo el hanami de los sakura, florecimiento de la bella flor del cerezo japonés, o el Hinamatsuri (fiesta de las muñecas) celebrado el 3 de marzo. Un día en el que las familias rezan por la felicidad y la prosperidad de sus hijas, y éstas salen a la calle vistiendo sus mejores kimonos. Artículo escrito por Alberto...

Leer más