El arrepentimiento de Japón no satisface a sus socios regionales
Ago17

El arrepentimiento de Japón no satisface a sus socios regionales

Parece ser que los discursos de arrepentimiento de Japón por las agresiones militares a China y Corea del Sur durante la Segunda Guerra Mundial no han tenido el efecto deseado. La conmemoración del 70 aniversario del fin del conflicto ha vuelto a suscitar recelos por parte de sus vecinos, quienes echaron en falta una disculpa más consistente por parte de su homónimo nipón. En el memorial celebrado en Tokio este sábado pasado, el emperador japonés, Akihito mostró su “profundo arrepentimiento” por las “innumerables víctimas” del conflicto y su rechazo al giro militarista que tuvo el país durante el trono que ocupó su padre, Hirohito.“Al reflexionar sobre nuestro pasado y teniendo en cuenta los sentimientos de profundo remordimiento en relación a la guerra, deseo que nunca vuelva a repetirse la tragedia causada por el conflicto, y con esto doy mi pésame junto con todo el pueblo japonés por todas las víctimas de la contienda”, expresó durante la ceremonia Akihito. Por su parte, el primer ministro, Shinzo Abe, también subrayó durante el acto el “compromiso de no repetir la historia para que las generaciones venideras puedan mirar al futuro”. No obstante, fueron las declaraciones del propio Abe, pronunciadas en la víspera del memorial, las que generaron mayor atención. Aún lamentando el dolor causado por las atrocidades que cometió su país, el máximo mandatario, conocido por sus tendencias revisionistas y cuya familia perteneció a la cúpula del Gobierno militarista, evitó transmitir un mensaje contundente y directo de disculpa. Un echo que no pasó desapercibido por parte de China y Corea del Sur, dos de los países que padecieron, en mayor medida, la brutal colonización japonesa y que llevaban ya tiempo instando a Tokio a pedir perdón sin titubeos. Shinzo Abe en su discurso el sábado 15 de Agosto Tras el discurso, la agencia de noticias china Xinhua, habló de un texto “plagado de giros retóricos” y de una “disculpa adulterada” al mismo tiempo que la presidenta surcoreana, Park Geun-hye replicaba las palabras de Shinzo Abe. La mandataria se pronunció con motivo del 70 aniversario de la independencia de su país, declarada por Japón el 15 de agosto de 1945 y que acabó con la rendición final del país y con 35 años de dominio colonial. “Las palabras de Abe dejan mucho que desear” dijo Park en su comparecencia y le instó a “demostrar con acciones coherentes y sinceras la promesa de heredar el reconocimiento que han hecho anteriores gabinetes” nipones respecto a las agresiones coloniales pasadas. Las “mujeres de confort” fue otro de los temas citados por la líder surcoreana, eufemismo utilizado para los cientos de miles de mujeres asiáticas, en su...

Leer más
Los grandes conglomerados económicos: los keiretsu (1)
Mar13

Los grandes conglomerados económicos: los keiretsu (1)

Entender los mecanismos que llevaron a Japón a convertirse en la segunda potencia mundial después de la derrota en la guerra no es tarea fácil. Sin embargo, el conocido por muchos como “milagro japonés” no hubiera sido posible sin la existencia de un conjunto de peculiaridades dentro del sistema económico y social del país asiático. Las grandes corporaciones empresariales tuvieron un papel preponderante en el renacer económico del país y es por eso que me gustaría dedicar un par de artículos a su idiosincrasia. Además, he creído oportuno basar mi exposición a modo de comparación con Corea, país que siguió los pasos marcados por su vecino asiático y que a día de hoy, enero de 2010, y gracias a ello está a punto de superar a España dentro del ranking de economías mundiales. En el caso de Japón encontramos los zaibatsu: conjunto de empresas controladas por un holding y dirigidas por las familias fundadoras siguiendo los principios confucianistas de jerarquía, lealtad y bien común. Estas estaban ligadas al gobierno japonés y a sus decisiones. Desaparecieron con la llegada de las tropas del general MacArthur al país después de la derrota en la guerra. Durante la posguerra los zaibatsu renacieron bajo el nombre de keiretsu: uno de los objetivos principales de los americanos a su llegada al archipiélago después de la guerra, fue la de terminar con el entramado empresarial japonés, que según ellos había financiado la expansión del imperio durante las primeras décadas del siglo XX. No obstante, los años 60 y 70 verían crecer otra vez grandes núcleos corporativos, que empezaban a tener presencia en diversas ramas de la economía. Sucesores de los zaibatsu, los nuevos keiretsu estaban mucho más ligados a bancos y al sector financiero y no tanto al gobierno, aunque seguían manteniendo una estrecha relación con el MITI (Ministerio de Comercio e Industria). En el caso de Corea aparecieron los cheabol: una mezcla surgida de elementos propios de los zaibatsu y de los keiretsu. Los cheabol, toman la forma de las organizaciones aparecidas después de la guerra en Japón y a su vez están controladas por las grandes familias. Un hecho que demuestra la importancia de las ideas confucianas en ambos países, donde el respeto por los superiores y la idea de familia se convierten en uno de los motores de la sociedad. La aparición de un sistema empresarial basado en grandes holdings económicos fue uno de los puntos clave para el crecimiento de Japón y de Corea. Pensar antes en el bien común que en las necesidades individuales. De algún modo podríamos hacer referencia al concepto de “mano invisible de Adam Smith: ayudar al progreso de la nación al final repercutirá en una mejora de los intereses individuales. Para ello, el sistema de...

Leer más
El arte de la jardinería japonesa
Ene23

El arte de la jardinería japonesa

La jardinería japonesa, un arte ya consagrado, se remonta a los siglos VI y VII d.C cuando fue introducida desde China y Corea. El equilibrio entre belleza natural y la artificial, con la montaña y el agua como iconos arquetípicos, son los principios que conforman la esencia de la jardinería tradicional. Los jardines japoneses, que combinan con primor estanques, arroyos saltarines, lirios y rocas cubiertas de musgo, son objetos para la plácida contemplación que se diseñan con sumo cuidado y en los que cada estación proporciona una perspectiva exclusiva de sus elementos. El máximo esplendor de los jardines japoneses, al igual que el de tantas otras artes formales del país asiático, se dio en el fértil clima económico y cultural de la antigua capital imperial, Kioto. En esencia, se distinguen tres clases de jardines: jardines de paseo, jardines con estanque y los denominados jardines “planos”. Dentro de esta última categoría, el Karesansui, o jardín de paisaje seco, es el mejor ejemplo de jardín de estilo zen. Los conceptos de un espacio cerrado y de la búsqueda de las dimensiones ilimitadas que se dan dentro de lo infinitamente pequeño se hallan en la raíz de los Kanshi-niwa, o jardines de contemplación, concebidos como medios para desarrollar la meditación y como auténticas obras de arte. Enmarcados, como si de un cuadro se tratara, en pequeños claustros, pretenden ser una especie de obra pictórica que cambiase en función de las estaciones y las características de la...

Leer más
Kodo, el camino del incienso
Jul25

Kodo, el camino del incienso

El incienso, que supuestamente desagrada a los malos espíritus, permea el aire allí por donde prevalece el Budismo, en el templo, el altar particular o en el cementerio. El incienso llego al archipiélago nipón con la introducción del pensamiento iniciado por Siddhartha Gautama, el Budismo, a través de la China y Corea en el siglo VI. Durante la era Heian (794-1185), sus connotaciones religiosas y funerarias se complementaron con el disfrute y placer de su aroma. Ofrecido a emperadores y clérigos, los pedazos de la preciada madera están expuestos en las salas del tesoro de los templos. Los aristócratas de la época Heian lo coleccionaban y organizaban fiestas kokai (fiestas del incienso) con el objetivo de adivinar su procedencia mientras éste quemaba, un juego refinado desarrollado según una estricta etiqueta. El shogun (jefe militar) Ashikaga Yoshimasa (1435-1490) llegó a coleccionar la friolera de 103 variedades de incienso a las que puso nombre. Aunque el culto al incienso desapareció con el final del Shogunato Tokugawa (1603-1868), hoy todavía quedan devotos del kodo, el camino del...

Leer más
El arte de la jardinería japonesa
Jul15

El arte de la jardinería japonesa

La jardinería japonesa, un arte ya consagrado, se remonta a los siglos VI y VII d.C cuando fue introducida desde China y Corea. El equilibrio entre belleza natural y la artificial, con la montaña y el agua como iconos arquetípicos, son los principios que conforman la esencia de la jardinería tradicional. Los jardines japoneses, que combinan con primor estanques, arroyos saltarines, lirios y rocas cubiertas de musgo, son objetos para la plácida contemplación que se diseñan con sumo cuidado y en los que cada estación proporciona una perspectiva exclusiva de sus elementos. El máximo esplendor de los jardines japoneses, al igual que el de tantas otras artes formales del país asiático, se dio en el fértil clima económico y cultural de la antigua capital imperial, Kioto. En esencia, se distinguen tres clases de jardines: jardines de paseo, jardines con estanque y los denominados jardines “planos”. Dentro de esta última categoría, el Karesansui, o jardín de paisaje seco, es el mejor ejemplo de jardín de estilo zen. Los conceptos de un espacio cerrado y de la búsqueda de las dimensiones ilimitadas que se dan dentro de lo infinitamente pequeño se hallan en la raíz de los Kanshi-niwa, o jardines de contemplación, concebidos como medios para desarrollar la meditación y como auténticas obras de arte. Enmarcados, como si de un cuadro se tratara, en pequeños claustros, pretenden ser una especie de obra pictórica que cambiase en función de las estaciones y las características de la luz....

Leer más