No hay actas sobre la crisis nuclear
Ene26

No hay actas sobre la crisis nuclear

Aparecen nuevos datos sobre la gestión del gobierno durante el desastre nuclear de Fukushima Daiichi. Según afirman diversos medios de comunicación japoneses, el ejecutivo habría reconocido no haber guardado ningún acta de las reuniones llevadas a cabo por el gabinete de crisis creado para afrontar el accidente nuclear. En concreto, ha sido el actual ministro de Energía, Yukio Edano, por aquél entonces portavoz del gobierno encabezado por Naoto Kan, quién ha reconocido que no hubo ningún registro de las conversaciones mantenidas entre los miembros de aquella célula de crisis.    Las críticas por parte de la sociedad japonesa no se han hecho esperar. Es increíble que no haya registro alguno. Evidentemente, supongo que era muy difícil realizar actas oficiales teniendo en cuenta la extrema confusión ocasionada por el desastre, pero se podrían haber tomado unas simples notas, comenta Kenji Sumita, profesor emérito de la Universidad de Osaka, especializado en energía nuclear. Y el mismo añade: a lo mejor es que hay parte de aquellas reuniones que los protagonistas no quieren que salgan a la luz porqué se sentirían incómodos si se hicieran públicas.Por su parte, Yukio Edano reconocía que: es lamentable. No obstante señaló, que teniendo en cuenta el impacto social de la catástrofe y el interés público por ella el gobierno japonés ha reclamado a la Agencia de Seguridad Nuclear que intente reconstruir, a posteriori, las conclusiones de aquellas reuniones. Una posibilidad que la ley autoriza en casos excepcionales. El accidente nuclear ha dejado una profunda huella entre la sociedad japonesa. Más de 80.000 personas de la prefectura de Fukushima han sido evacuadas y se mantienen controles exhaustivos sobre los alimentos y la población, especialmente la infantil, de toda la región.   Noticia extraída del la web del La Vanguardia del 25 de enero de...

Leer más
Máquinas para controlar la radiación en el arroz
Ene05

Máquinas para controlar la radiación en el arroz

Si hace unas semanas nos llegaban informaciones alentadoras desde Fukushima, con la “parada fría” de los reactores dañados de la central nuclear de Fukushima Daiichi, hoy las noticias son bastante más pesimistas. El Gobierno de la prefectura de Fukushima planea hacer análisis exhaustivos de todo el arroz que se coseche este año en la provincia para garantizar la seguridad del producto. Después de que este año se analizaran partidas de arroz procedentes de la región con índices de cesio radioactivo superiores a los permitidos por la ley, el ejecutivo otorgará subsidios a cooperativas y distribuidores para que adquieran equipos de alta precisión capaces de evaluar la radiación.   Para que se pueda analizar cada bolsa de arroz cosechado en la prefectura de Fukushima antes de ponerse a la venta, la administración calcula que será necesario instalar más de 100 aparatos de medición en toda la provincia. Según informa la agencia de noticias Kyodo, cada dispositivo podría costar alrededor de los 120.000 euros (12 millones de yenes). Además se pretende incluir, en cada bolsa de arroz comercializado, un código de barras con el que los consumidores puedan verificar los resultados de los análisis en Internet. En 2011 muestras de arroz, procedente de localidades situadas a varias decenas de kilómetros al noroeste de Fukushima Daiichi, llegaron a doblar el límite de radiación permitido por la ley con la consecuente prohibición de la venta de este cereal procedente de 4.300 explotaciones repartidas por toda la región. El arroz sigue siendo, hoy en día, la base de la dieta japonesa y es por ello que los exámenes sobre el cereal se siguen con tanta atención. Las emisiones radioactivas provocadas por el incidente del pasado 11 de marzo han afectado gravemente a la agricultura, la ganadería y la pesca local. Noticia extraída del la web del La Vanguardia del 5 de enero de...

Leer más
Buenas noticias desde Fukushima
Dic16

Buenas noticias desde Fukushima

Nueve meses después del fatídico 11 de marzo empiezan a llegar buenas noticias desde Japón. Los esfuerzos del gobierno japonés para controlar las fugas radioactivas de la central nuclear de Fukushima Daiichi empiezan a dar sus frutos. El ejecutivo nipón ha confirmado en un comunicado que los reactores dañados por el tsunami han alcanzado la llamada “parada fría”, es decir, que se mantienen de forma estable por debajo de 100 grados centígrados. En los próximos días está previsto que el Primer ministro, Yoshihiko Noda, haga un anuncio formal al respecto. Noticia extraída del la web del La Vanguardia del 16 de diciembre de...

Leer más
Japón llora las víctimas del 11 de marzo seis meses después
Sep12

Japón llora las víctimas del 11 de marzo seis meses después

Ayer, 11 de setiembre de 2011, se cumplieron 10 años del peor ataque terrorista de la historia. 2.973 personas perdieron la vida y 6.000 resultaron heridas en los ataques contra el World Trade Center, el Pentágono y Pensilvania. Un fatídico suceso que cambió para siempre la historia de nuestros días. Al mismo tiempo, en latitudes alejadas, se lloraban, medio año después, las 15.781 víctimas del mayor desastre natural que se recuerda en Japón. Más de 4.000 personas siguen hoy día desaparecidas y decenas de miles de japoneses viven aún en centros habilitados para los damnificados sin poder volver a sus casas, a su antigua vida. El terremoto, de 9,1 grados en la escala de Richter, y el posterior y devastador tsunami terminó con las esperanzas de miles y miles de japoneses que, pasados seis meses, siguen consternados pendientes de un nuevo comienzo. El tsunami azotó ferozmente la región de Tohoku, situada al noroeste de la isla de Honshu. Las prefecturas de Ibaraki, Miyagi, Iwate y Fukushima fueron las más damnificadas por la inmensa ola. Las características geológicas del archipiélago japonés lo convierten en uno de los puntos más inestables del globo y es que se sitúa encima de la placa del Pacífico y la Norteamericana, dos de las más activas del planeta. Japón convive con el miedo constante de terremotos y alertas de tsunami, un hecho constatable motivo por el cual se hubiera tenido que impedir la construcción de las diecisiete centrales nucleares activas con las que cuenta el país. Una de ellas, Fukushima Daiichi, bajo control de la Compañía Eléctrica de Tokio (TEPCO), sufrió las consecuencias de la gran ola provocando el mayor desastre nuclear que se recuerda desde Chernobil. Con el tiempo, las medidas empleadas por el ejecutivo japonés y TEPCO para solucionar la crisis atómica han sido en su mayoría equívocas e insuficientes. La sociedad japonesa, diligente, estoica, disciplinada, tranquila y en ocasiones acusada de no tener sangre en las venas se ha unido para alzar la voz hacia una única dirección. Las mentiras o medias verdades contadas por el gobierno de la nación y por la empresa eléctrica han irritado a los ciudadanos japoneses que se han lanzado a la calle para chillar en contra de la energía nuclear y por una mayor transparencia informativa. Hará falta paciencia y, sobretodo tiempo, para reconstruir las zonas más afectadas, poner fin a la crisis nuclear y conseguir que el país se levante de nuevo y vuelva a la normalidad. Desde mi humilde blog, un recuerdo para todos los damnificados del 11 de...

Leer más
Nuevos seísmos azotan las costas de Fukushima
Ago12

Nuevos seísmos azotan las costas de Fukushima

Después de un pequeño paréntesis vacacional en Bélgica vuelvo con las pilas cargadas. Ayer, nada más aterrizar en Barcelona, recibí la noticia, vía twitter, de que un nuevo terremoto había vuelto a azotar las costas del noreste de Japón, donde se encuentra la central nuclear dañada de Fukushima Daiichi. El seísmo en cuestión, de 6 grados en la escala de Richter, tuvo lugar durante la madrugada del viernes, según informó la agencia de meteorología japonesa. El epicentro se ubicó frente la prefectura de Fukushima, a unos 50 kilómetros de profundidad. Fuentes de la emisora de televisión NHK apuntan que tan sólo hubo que lamentar un herido leve, sin registrar mayores daños materiales en mobiliario urbano o en la misma central nuclear. Tampoco se emitió ninguna advertencia de un posible tsunami. Pasan los días, las semanas, los meses y parece que el fin del problema nuclear aún está lejos. Por todos es conocida la tranquilidad y la diligencia del pueblo japonés, que de buen seguro resurgirá cual ave fénix. Esperemos que sea pronto y podamos volver a hablar del país del sol naciente. Noticia extraída del la web del La Vanguardia del 10 de agosto de...

Leer más