Las aventuras de la medusa y el mono (2)
Feb27

Las aventuras de la medusa y el mono (2)

De este modo la crédula medusa cambio de rumbo, dio la vuelta y nadó hacia la isla. En cuanto alcanzaron la orilla el mono saltó a tierra firme, se subió a un árbol y comenzó a saltar de rama en rama. “¿Hígado? –dijo el macaco estallando de risa- ¿Has dicho hígado? ¡Estúpida medusa, jamás tendrás el mío!” La medusa, engañada y avergonzada, llegó al palacio y narró a Rin-Jin su desdichada aventura. El rey del Mar, encolerizado, ordenó golpear a la infeliz criatura hasta convertirla en gelatina. “¡Golpeadla hasta que no le quede ni un hueso intacto!”, -gritaba enfurecido Rin-Jin-. Así fue cómo la medusa perdió su rígido caparazón y desde aquel día todas las medusas que nacieron y nacerán en el mar están condenadas a tener un cuerpo de gelatina. Relacionado con esta historia, decir que la figura del mono tiene cierto protagonismo dentro de la mitología japonesa. En la ciudad de Nikko, al norte de Tokio, se alza el Mausoleo Toshogu (1634-1636) dedicado a Tokugawa Ieyasu (fundador del shogunato o gobierno militar Tokugawa que dio inicio al Período Edo entre 1600 y 1868). En este templo encontramos la talla de madera más antigua donde está representada la figura de los Tres Monos Místicos. Mizaru (見ざる), quien se tapa los ojos con las manos; Kikazaru (聞かざる), con las manos cubriendo las orejas e Iwazaru (言わざる), el cual se tapa la boca con las manos. Estos tres monos simbolizan respectivamente quien no ve la maldad, quien no escucha la maldad y quien no pronuncia palabras hirientes.Un ejemplo más de la importancia del reino animal dentro de los mitos fundacionales del pueblo japonés. Historia sacada de Mitos y Leyendas de Japón. F. Hadland Davis. Satori Ediciones....

Leer más
Relación conyugal durante el Período Edo (3)
Feb15

Relación conyugal durante el Período Edo (3)

Eran la ley y las costumbres de cada pueblo las que determinaban el castigo que debía imponerse en caso de adulterio: si se perdonaba o no a la mujer, si esta podía volver a casa de su esposo, si se le enviaba al exilio o, incluso, en un caso extremo, se la condenaba a muerte. Con todo, desde el momento en que el bakufu consideró el adulterio como un crimen, siempre se vio a la mujer como principal culpable del engaño, no así su amante que en muchos casos salía impune. Ya fuera en Edo, la capital del shogunato, o en los dominios, se intentaba regular y castigar el engaño conyugal manteniendo el orden social establecido. La ley indicaba que la sexualidad de la mujer se encontraba en manos de su marido. Si una mujer casada huía con otro hombre, su familia, la familia del amante y la de su esposo se verían involucradas en el bochornoso suceso. Si la pareja de adúlteros era de diferentes regiones o pueblos llegaban a intervenir las máximos dirigentes de dichas localidades e, incluso, llegaban a tomar cartas en el asunto miembros de las familias a quien los rumores pudieran causar problemas sociales. El adulterio era considerado una amenaza para el orden social y tanto el marido como las autoridades se lo tomaban muy seriamente. A finales del siglo XVII, la proliferación de casos dramáticos en los cuales la mujer se tomaba la venganza por su propio pie empezaron a hacerse famosos, hasta el punto de escribirse obras de teatro de gran éxito entre el público de las...

Leer más
Relación conyugal durante el Período Edo (2)
Feb14

Relación conyugal durante el Período Edo (2)

Según la leyes medievales, la mujer era considerada propiedad de su marido o de los padres de éste. El adulterio era visto como una disputa entre dos hombres por una propiedad, la mujer. En esa lucha tomaban parte el marido, su esposa y el amante pero también las familias de los implicados. Estas se verían involucradas en una disputa que, en algunos casos, podía desestructurar el orden social establecido. Que la familia se viera como una prolongación del estado llevó a los gobernantes de la época a implicarse seriamente en la regulación de la práctica del adulterio. A la hora de aplicar el castigo pertinente había una clara diferencia entre la visión que tenía el bakufu y las costumbres de cada pueblo o región. Desde el shogunato se promulgaban las leyes más importantes, pero su aplicación se dejaba en manos de los señores feudales de cada territorio, los daimyo. De este modo, las comunidades rurales asumieron un peso importante en la regulación de esta práctica. Cuanto más inverosímiles se volvían los casos de adulterio, más interés prestaba el gobierno shogunal por regularlos, así se extendía su área de influencia hacia los territorios y dominios feudales. ¿Cúal era el castigo para lo adúlteros? ¿Qué partido tomaban las familias en todo el proceso? Todo esto y más en el último...

Leer más
Relación conyugal durante la Período Edo (1)
Feb13

Relación conyugal durante la Período Edo (1)

Hace un par de semanas publiqué un par de artículos sobre la paridad entre hombres y mujeres dentro de la sociedad japonesa contemporánea. Pero ¿Cómo era vista esta relación durante el bakufu Tokugawa (regencia militar del clan Tokugawa entre 1603 y 1868, también llamado Período Edo)? ¿De qué forma se entendían las relaciones conyugales? ¿Trataban por igual las leyes y la sociedad a un hombre y a una mujer adúlteros? Intentaré responder todas estas preguntas en los siguientes artículos. Durante el Período Edo las uniones matrimoniales tuvieron una importancia especial dentro de la sociedad. Así, la relación establecida en entre un hombre y una mujer se convertía en una metáfora del vínculo entre gobernantes y gobernados. En esos tiempos, las leyes que regulaban las relaciones hombre-mujer tenían en cuenta la clase social; fuera un samurai, un comerciante o un campesino, cada una de las distinciones incorporaba un conjunto de privilegios y obligaciones que debían ser consideradas por la ley. Además de la clase social, la división de género era otro elemento utilizado para establecer una organización social. No olvidemos que el sistema legal de la época era legitimado por la idea de sociedad patriarcal, un término extraído de las enseñanzas de Confucio. Así pues, dentro del entramado legal del bakufu encontramos la disposición que regía y definía el adulterio. Un concepto (mikkai) definido como la relación sexual entre una mujer casada y un hombre que no fuese su marido. Un aspecto a tener en cuenta ya que en ningún caso se incorporaba dentro de la definición la relación inversa, dando fe del marcado carácter patriarcal de la sociedad japonesa de la época. En el próximo artículo veremos cómo se consideraba a la mujer en esos tiempos. ¡Hasta la...

Leer más
El camino hacia la democracia Taishô (9)
Jul11

El camino hacia la democracia Taishô (9)

En política exterior por la región asiática, el país asiático se verá obligado a gestionar un gran imperio. Taiwan, las islas Sahalin, Corea y Manchuria entre otras. Basaron la política colonial en tres factores: las materias primas, infraestructuras y repoblación, tal y como se había hecho anteriormente en Hokkaido, Taiwan y Corea, convertidos en un experimento del futuro imperialismo japonés. A nivel internacional, pero, las cosas no irán por este camino. Japón seguía en una lógica de preguerra mundial, mientras que las otras potencias ya estaban de vuelta. Japón había pasado de una sociedad feudal a un estado moderno en menos de 50 años. Se pusieron las bases para industrializar el país y para salir de una vez por todas del ostracismo sufrido durante más de 250 años. A partir de ese momento, Japón empezaría una carrera que le llevaría en poco tiempo a convertirse en la segunda potencia...

Leer más