La Pacífica
Oct30

La Pacífica

La Constitución de 1947, también nombrada La Pacífica, consta de 103 artículos que conforman la norma situada en la cúspide del ordenamiento jurídico del país asiático. Un documento escrito que establece y regula las reglas del juego, las relaciones entre los diferentes entes políticos y que no puede ser contradicha por ningún tipo de ley. Con su promulgación, acabaron todas aquellas disposiciones propias de una sociedad feudal y emanó un nuevo sistema democrático. En el preámbulo de la nueva norma se vislumbra una clara voluntad democrática al hablarse de que la soberanía del poder reside en el pueblo, y no en manos del emperador como sucedía en la antigua constitución Meiji de 1889. Muchos hablan de que la Constitución del 1947 fue impuesta por los americanos en un contexto sociopolítico marcado por la derrota y la sumisión japonesa a los aliados vencedores de la contienda mundial. A los japoneses se les vendió la nueva carta magna como una reforma, cuando de hecho no era más que una nueva constitución, donde lo único que se mantenía era la figura del emperador como símbolo del Estado. Una estrategia basada en la real politique por parte de los americanos que querían ahorrarse tener en contra a toda la población japonesa.   En el preámbulo de la misma, quedaba ya patente el rechazo a la antigua forma de gobierno imperial al mismo tiempo que se acusaba a este de ser el principal causante de los horrores provocados por los japoneses durante la guerra. Una declaración de intenciones que pretendía ser el comienzo de un orden democrático basado en la soberanía popular y que a su vez buscaba enterrar los errores cometidos en el pasado. Los aliados, capitaneados por el general MCArthur tenían en mente demostrar que Japón era compatible con el sistema capitalista y con la democracia.   El país japonés había matado más de 20 millones de personas en su intento de expansión por el Sureste asiático durante la Segunda Guerra Mundial, con lo cual tenía un deber pendiente con toda la comunidad internacional. Es posible que el polémico artículo 9, que prohíbe a Japón volver a tener un ejército armado y resolver los conflictos a través de la fuerza militar, sea, de puertas a fuera, un juramento a los países vecinos y al mundo entero de no volver a hacer uso de la fuerza militar. Aún así, y siendo el artículo 9 uno de los más importantes de la Constitución del 1947 Japón durante el contexto de Guerra Fría, desarrolló las Fuerzas de Auto Defensa (SDF) que de facto constituyen el ejército japonés y consumen parte del presupuesto nacional. La existencia del polémico artículo y...

Leer más
El post 400
Jul12

El post 400

Con el de hoy llego al post número 400. Han pasado casi seis años desde que empezara esta aventura y aún recuerdo el primer artículo que escribí. En ese entonces, aún no había pisado suelo japonés pero, dentro de mi, algo me decía que el país asiático iba a convertirse en parte fundamental de mi experiencia vital. No en vano, en setiembre de ese año, 2009, aterrizaba en Narita (Tokio) para una estancia de un mes que revolucionaría mi imaginario poniendo patas arriba cada uno de los estereotipos cargados en mi equipaje. Después llegaría mi estancia en Kioto  y mi año de estudios en Miyazaki (podéis leer varios artículos relacionados en el blog). Japón ha formado parte mi desde la infancia. Quizás todo empezó de forma inconsciente cuando a los cinco años vi por primera vez un capítulo de Dragon Ball, quien sabe. Lo cierto es que la atracción por la cultura, historia, costumbres japonesas fue in crescendo a medida que maduraba como persona. El blog es tan solo un reflejo de mis inquietudes en torno a una sociedad fascinante, que no deja indiferente pero que, por desgracia, aun hoy en día sigue teniendo como handicap los prejuicios e ideas preconcebidas de muchos de aquellos que no han experimentado Japón in situ. Este espacio virtual nació con una clara vocación: alejarse de los centenares de blogs sobre Japón centrados en la faceta excéntrica de sus habitantes para mostrar, a través de contenido de valor, como es la realidad de un país de contrastes. Así, en el blog encontraréis artículos sobre historia, mitología, cultura, gastronomía, economía, religión, política, subcultura urbana… en definitiva, distintos colores de un mismo cubo de Rubik, la sociedad japonesa. Espero seguir aportando mi granito de arena para que el blog siga creciendo. Me despido, no sin antes agradecer a todos los lectores y también a aquellos que, alguna vez, me habéis escrito. ¡Felicidades!  ...

Leer más
Las facciones internas dentro de la política japonesa
Jun03

Las facciones internas dentro de la política japonesa

En artículos anteriores tuvimos la oportunidad de conocer un poco más los partidos que componen el arco parlamentario japonés. Del mismo modo, pudimos comprobar la fuerza que ejercen las en el devenir de los propios partidos, sobretodo dentro del Partido Liberal Democrático. Pero, qué son realmente las facciones políticas en Japón? El LDP es la institución política donde las facciones intervienen con más fuerza. Cada dos años los parlamentarios de este grupo, conjuntamente con las diferentes secciones sociales, se reúnen y escogen el presidente del partido. Las secciones locales, de facto, no tienen el más mínimo poder de decisión y serán los propios parlamentarios los que terminen eligiendo a su líder. El proceso de elección se lleva a cabo entre bastidores – en cenas informales entre los líderes de las distintas haibatsu – y, en muchos casos, este ya estaría escrito. Si se consigue el apoyo de las distintas facciones, el presidente tendrá el poder suficiente para llevar a cabo sus iniciativas políticas. Estas facciones se crean de forma análoga con la sociedad japonesa. Conceptos como grupismo, jerarquía, identidad de grupo u obediencia son presentes en la forma de actuar de estos grupúsculos internos. Así, estas no se consideran más que una manifestación política de las características culturales ya existentes dentro de la propia sociedad japonesa. El poder de las haibatsu llega hasta tal punto que son capaces de escoger por si solas al futuro primer ministro japonés. Además tendrían la capacidad de financiar las campañas electorales de sus...

Leer más
La Dieta japonesa: El Partido Comunista y el Komeito
May26

La Dieta japonesa: El Partido Comunista y el Komeito

Partido Comunista Se crea en 1922 de forma clandestina en el barrio tokiota de Shibuya. En 1945 fue legalizado aunque el general McArthur realizó una purga interna importante. Todos aquellos que se mantuvieron dentro del partido tuvieron que aceptar de forma oficial la democracia. Dentro del Partido Comunista pueden encontrarse marxistas, anarco sindicalistas, socialistas y lo podríamos ubicar muy a la izquierda de las democracias de la época. A partir de 1944 llevó a cabo acciones suicidas como el sabotaje industrial o el terrorismo de baja intensidad, hechos que le alejaron de cualquier pacto político con los otros partidos. De 1955 hasta 1961 el Partido Comunista vuelve a resurgir alineándose con las tesis políticas de la URSS. Desde aquel momento y hasta la actualidad, adoptará un modelo eurocomunista aceptando plenamente el juego democrático con la intención de acercarse a la social democracia. Komeito El Komeito, nacido en 1964, tiene sus raíces en una secta budista. Se trata de un partido difícil de clasificar. Quieren la paz mundial, un socialismo humanitario (en contra de la propiedad privada), una democracia budista, erradicar la corrupción, el desarme global y una política exterior independiente del paraguas protector de los Estados Unidos. Desde su creación ha formado parte del Parlamento japonés y en los últimos años se ha convertido en el socio de gobierno del Partido Liberal Democrático. De este modo termino los artículos dedicados a los partidos políticos que conforman el arco parlamentario...

Leer más
La Dieta japonesa: el Partido Socialista
May24

La Dieta japonesa: el Partido Socialista

Partido Socialista El partido fue creado en 1945 y en las primeras elecciones en las que participa conseguirá grandes resultados. Partido de izquierdas con ideales marxistas, formaría gobierno el 1948. Tres años más tarde, en 1951, los socialistas sufren una importante escisión formándose dos secciones. Una de ideales liberales y la otra con tendencia comunista. Al mismo tiempo el partido centraría sus esfuerzos en controlar las facciones internas que, poco a poco, iban obteniendo más fuerza. Durante las elecciones de 1955 el Partido Socialista presentaría a listas sus dos secciones, liberales y comunistas, y a partir de ese momento volverían a unirse hasta la actualidad. A comienzos de la década de los sesenta vuelve a surgir un intenso debate interno en el sí del partido. Los más conservadores terminarían por formar el Partido Democrático de Japón, con vida hasta 1993. En 1977 volvería a suceder algo semejante. Un grupo de parlamentarios con ideales liberales y de derechas dejarían el Partido Socialista para crear la Liga Social Democrática, con vida hasta 1993 también. Hablando en clave más política, el Partido Socialista defiende la lucha de clases, los sindicatos y los intereses de la clase trabajadora. De izquierdas y progresista, el hecho de no considerarse un partido social demócrata hace que la sociedad japonesa lo vea como irresponsable o que, simplemente, se haya creado para hacer frente a la hegemonía del Partido Liberal Democrático. Están en contra de cualquier forma de militarismo y de reformar la constitución. Dentro de los socialistas existe una fuerte división ideológica entre aquellos que prefieren transformarlo en un partido de clase y los que buscan convertirlo en un partido Catch all (atrápalo todo). Dentro del partido también encontramos facciones, pero a diferencia del LDP estas no responden a la naturaleza de reparto del poder sino que se trata de grupúsculos con visiones distintas sobre las cuestiones a...

Leer más