El post 400
Jul12

El post 400

Con el de hoy llego al post número 400. Han pasado casi seis años desde que empezara esta aventura y aún recuerdo el primer artículo que escribí. En ese entonces, aún no había pisado suelo japonés pero, dentro de mi, algo me decía que el país asiático iba a convertirse en parte fundamental de mi experiencia vital. No en vano, en setiembre de ese año, 2009, aterrizaba en Narita (Tokio) para una estancia de un mes que revolucionaría mi imaginario poniendo patas arriba cada uno de los estereotipos cargados en mi equipaje. Después llegaría mi estancia en Kioto  y mi año de estudios en Miyazaki (podéis leer varios artículos relacionados en el blog). Japón ha formado parte mi desde la infancia. Quizás todo empezó de forma inconsciente cuando a los cinco años vi por primera vez un capítulo de Dragon Ball, quien sabe. Lo cierto es que la atracción por la cultura, historia, costumbres japonesas fue in crescendo a medida que maduraba como persona. El blog es tan solo un reflejo de mis inquietudes en torno a una sociedad fascinante, que no deja indiferente pero que, por desgracia, aun hoy en día sigue teniendo como handicap los prejuicios e ideas preconcebidas de muchos de aquellos que no han experimentado Japón in situ. Este espacio virtual nació con una clara vocación: alejarse de los centenares de blogs sobre Japón centrados en la faceta excéntrica de sus habitantes para mostrar, a través de contenido de valor, como es la realidad de un país de contrastes. Así, en el blog encontraréis artículos sobre historia, mitología, cultura, gastronomía, economía, religión, política, subcultura urbana… en definitiva, distintos colores de un mismo cubo de Rubik, la sociedad japonesa. Espero seguir aportando mi granito de arena para que el blog siga creciendo. Me despido, no sin antes agradecer a todos los lectores y también a aquellos que, alguna vez, me habéis escrito. ¡Felicidades!  ...

Leer más
El Budismo en Japón
May27

El Budismo en Japón

Japón cuenta con un amalgama de religiones que conviven en armonía. En el artículo de hoy hablaremos de forma detallada sobre el Budismo, una religión seguida por 75 de los 130 millones de habitantes del archipiélago japonés. El Budismo que se practica en China, Corea y Japón es mayoritariamente del tipo Mahayana, la corriente laica que surge del budismo original. Desde su entrada en los siglos V-VI d.C se formaron unas cuantas escuelas que interpretaron a su manera cual era la mejor forma de llegar al Nirvana o al estado búdico del “despertar“. La más importante fue la escuela Zen o variable del budismo Chan proveniente de la China. Rinzai Zen Su fundador fue Myoan Eizai, quién viajo a la China para practicar el budismo de la Escuela de la Plataforma Celestial. Una vez allí se intereso por la vertiente china, el Chan, y al volver a Japón impulsó una forma especial de entender esta forma de Budismo. Ideó el sistema de los Koan o acertijos absurdos sin respuesta aparente que lo único que pretendían era que el discípulo encontrara una respuesta fuera del pensamiento lógico y razonable. Implantó el Zazen como método de meditación estricta en posiciones rígidas durante días, semanas, meses incluso años. Un método que todo el mundo tenía que hacer de cara al vació para no distraer la mente. A su vez, estableció que los maestros pudieran dirigirse a los practicantes para darles consejos e incluso se les permitía mantener entrevistas personales. Además, los monjes debían dormir mirando al techo. Finalmente, uno de sus discípulos, Dogen, tomó la decisión de viajar a la China, como años antes había hecho su maestro y al volver, después de cuatro años, formó la rama del Soto Zen. Soto Zen Se trata de una escuela aún más rígida que su predecesora, más estricta. Por un lado, Dogen decidió prescindir de los Koan ya que solo hacían que entorpecer el único y principal propósito de los practicantes, la meditación. Para la escuela Soto lo único que era válido era el Zazen, una práctica que en este caso debía hacerse de cara a una pared blanca. Los discípulos no podían preguntar a los maestros y estos estaban autorizados a dar golpes de atención, en sentido estricto, si apreciaban signos de flaqueza en las posturas meditativas. Dogen cambió también la forma de dormir de los practicantes que, en esta ocasión, debían hacerlo sobre el costado derecho de su cuerpo. Finalmente, esta escuela niega rotundamente el Satori o “flash del despertar”. Escuela del Loto Solar o la Escuela de Nichiren Esta escuela, más moderna que las dos anteriores, se formó durante el siglo XIII. Nichiren, su fundador, siguió durante un tiempo la Escuela de la Tierra Pura, pero tuvo una revelación donde entendió que ese método no era el apropiado. Así,...

Leer más
La montaña sagrada de Ontake
Abr30

La montaña sagrada de Ontake

Venerado desde la prehistoria, el monte de Ontake-san (uno de los volcanes del archipiélago) es objeto de un sagrado culto al sintoísmo. Aunque se dice que el primer santuario Ontake fue levantado en el 928, la Ontake-kyo (religión Ontake) se desarrolló en el siglo XVIII a partir de un primitivo chamanismo y al ryôbushinto, una combinación de sintoísmo y budismo, prohibida durante la “purificación” del sintoísmo en la década de 1870. La Ontake-kyo cuenta con unos dos millones de seguidores. Cada año, unos 150.000 peregrinos ascienden las laderas del sagrado monte hasta alcanzar el santuario cercano a la cima (el volcán está activo, por lo que no está permitido acercarse al cráter). Muchos empiezan con un ritual de purificación bajo la cascada de Kiyo-taki, en el bosque cercano a Otakimura. Los creyentes erigen piedras conmemorativas, las llamadas reijin-no-hi, porque creen que les servirán para ir a un paraíso de montaña una vez muertos. Así pues, envueltas en la niebla y el misterio, cientos de miles de piedras se alzan en los alrededores del santuario...

Leer más
La religión ancestral de Japón (4)
Feb25

La religión ancestral de Japón (4)

El culto sintoísta se dirige a los volcanes y las montañas, a los ríos y a los árboles, en definitiva, a todo aquello que pertenece a la naturaleza. Por encima de todo, el sintoísmo es una creencia de agricultores, que se ocupa de los ciclos de las cosechas. Desde las alegres hogueras de Año Nuevo, encendidas en los remotos santuarios del campo, a los espectaculares matsuri (festivales) a los que asisten cientos de miles de personas, el sintoísmo aglutina verdaderas comunidades. Los matsuri incluyen procesiones de mikoshi (palanquines o santuarios portátiles). Unos 70 millones de fieles visitan los santuarios en Año Nuevo para pedir la protección de los dioses para el año que empieza. El sintoísmo evita la impureza y la contaminación de la sangre, la muerte y la suciedad. Por lo tanto, si visita un santuario, antes de entrar es común lavarse las manos y enjuagarse la boca en el aljibe que hay junto a la puerta. A continuación, se anuncia la presencia a los dioses tirando de la cuerda de la campana que cuelga ante el altar; echar unas monedas es un acto común antes de dar dos palmadas y terminar orando mientras se hace la típica reverencia japonesa ante el altar. El pragmatismo de la sociedad japonesa ha permitido que el culto al sintoísmo se haya mezclado con las enseñanzas de Buda. No existe exclusión para las creencias y todo aquello que ayude a la espiritualidad de los 127 millones de japoneses será susceptible de ser...

Leer más
La religión ancestral de Japón (3)
Feb23

La religión ancestral de Japón (3)

El calificativo o nombre Sintoísmo, apareció cuando las vagas y heterogéneas creencias que lo conformaban fueron formalizadas en 1872, dando paso a una religión estatal basada en el culto al emperador, que duró hasta la Segunda Guerra Mundial. El sintoísmo exaltó el Kojiki  (Registro de las cosas antiguas) y el Nihon Shoki (Crónicas de Japón). Estos libros, que se acabaron de redactar a principios del siglo VIII, explicaban los mitos fundacionales y describían los reinados de diversos emperadores desde el año 697 a.C. hasta el 660 d.C., siendo míticos los 14 primeros. En el ámbito de la política, ambas publicaciones se utilizaron para establecer la divinidad de los emperadores sucesivos. Así, se difundió el principio por el cual Japón, su población y los dioses sintoístas eran todos descendientes del principio femenino Izanami y del masculino Izanagi, padres de la diosa del Sol Amaterasu, a su vez, madre del emperador divino Jinmu, el primero de un linaje imperial ininterrumpido hasta la rendición de Japón en 1945. En el último capítulo una visión general sobre el credo y los rituales sintoístas. ¡No os...

Leer más