Mariano Rajoy habla en japonés
Oct03

Mariano Rajoy habla en japonés

Este miércoles, durante la primera jornada de su visita a Japón, Mariano Rajoy, presidente del Gobierno español, ha aprovechado el último acto del día para hacer sus pinitos con el japonés: どうもありがとうございました(Dômo arigatô gozaimashita o en su traducción “muchas gracias”) fueron sus palabras. Así concluía su intervención en la inauguración de la exposición Dentro y Fuera, las dos caras del informalismo español, que reúne obras de artistas españoles reconocidos mundialmente como Tapies, Saura o Esteban Vicente. Durante su discurso el jefe del ejecutivo español quiso felicitar a la ciudad de Tokio por su designación como sede de los Juegos Olímpicos de 2020. Unos juegos a los que también optó la capital española, Madrid, que posteriormente sería descartada en la primera de las votaciones por los miembros del Comité Olímpico Internacional.  “Estoy seguro de que serán un gran éxito y desde España contribuiremos a todo lo que esté a nuestro alcance para conseguirlo“ afirmaba Rajoy quien de este modo quiso el pistoletazo de salida a las actividades culturales, en Tokio, del denominado Año Dual España-Japón. Unos actos que conmemoran el 400 aniversario de la primera delegación diplomática japonesa en España. Fue en 1613 (año 18 de la Era Keicho) cuando, tras obtener el permiso de Tokugawa Ieyasu (shogun retirado 1592-1616), el señor feudal Date Masamune (1567-1636) decidió enviar una delegación a Europa (concretamente a España y Roma) con el objetivo de solicitar el establecimiento de las primeras relaciones con Nueva España (por aquél entonces México) así como el envío de misioneros a Japón. La expedición recibió el nombre de Embajada Keicho a Europa y estuvo encabezada por el samurái Hasekura Tsunenaga (1570-1621) y por el fraile franciscano español Luís Sotelo (1574-1624). La misión salió de la actual prefectura de Sendai en octubre de 1613 y llegó a España un año más tarde habiendo travesado el Océano Pacífico y el Océano Atlántico. En enero de 1615 Hasekura Tsunenaga se trasladaría a Madrid donde sería recibido en audiencia por el monarca de la época, Felipe III. Recibió el bautismo y puso rumbo a Roma, donde visitaría al Pontífice Paulo V. Finalmente, después de siete años y tras  permanecer durante un tiempo en Coria del Río, Sevilla, el samurái Tsunenaga puso fin a su viaje regresando a Japón. Los actos del jefe del ejecutivo español han seguido con una visita fugaz a Fukushima, donde ha expresado su solidaridad y apoyo a las autoridades civiles en la inauguración de la exposición Flores de Invierno, que rememora la tragedia de marzo de...

Leer más
Un poco de arquitectura Tokiota
Sep02

Un poco de arquitectura Tokiota

Tal y como vimos en el artículo de ayer, la capital japonesa, Tokio, sufrió grandes desperfectos durante la Segunda Guerra Mundial. Objetivo principal de los bombarderos norteamericanos, la ciudad quedó parcialmente arrasada y con ello, en un abrir y cerrar de ojos, se esfumó gran parte de la arquitectura de la antigua capital, Edo. Al término de la contienda, el vacío arquitectónico de épocas pasadas fue reemplazado paulatinamente por construcciones convertidas hoy en día en símbolos de la nueva y cosmopolita Tokio. De este modo, el actual paisaje urbano de la capital nipona nos presenta obras de ingeniería moderna como la Torre de Tokio, réplica de la Torre Eiffel de París pero 8,6 metros más alta, la megalómana estación de Shinjuku, una joya de la arquitectura moderna por la que circulan diariamente un promedio de tres millones de personas, el cruce de de Shibuya, uno de los más concurridos del mundo, la isla de Odaiba, creada de forma completamente artificial ganando terreno al mar y actual emplazamiento de numerosas empresas y zonas de ocio y un largo etc.    Aún así, la ciudad sigue contando con algún vestigio de épocas pasadas. Es el caso del puente Nihonbashi (en su traducción Puente de Japón). Situado en pleno centro del distrito financiero que lleva su mismo nombre fue erigido en 1603 por el shogun Ieyasu Tokugawa (fundador del gobierno militar de los Tokugawa. Con él empezaba un nuevo capítulo de la historia de Japón: el período Edo. También denominado como la época feudal japonesa en la cual el país asiático estuvo “cerrado”al exterior durante más de dos siglos). Una estructura sobre arcos de madera como hito para marcar el punto de origen de las cinco carreteras principales que partían de la capital. Entre estas rutas se encontraba la Tokaido (la gran Carretera Oriental), que unía Edo con Kioto. Durante el período Edo, el extremo meridional del puente hacía las veces de tablón de anuncios para la promulgación de edictos y la exhibición de las cabezas de los criminales. También fue la puerta de entrada de las caravanas de la Sankin Kôtai. El puente original se derrumbó en 1806, cuando centenares de ciudadanos huían precipitadamente de los ya habituales incendios que asolaban la capital. El puente actual, una estructura sólida y elegante, fue construido con piedra y metal para resistir los futuros incendios. Concluido en 1911 cuenta, en su extremo septentrional, con la grácil estatua de Otoshime-sama, princesa de los mares e hija del rey Dragón, erigida en memoria de la lonja pesquera que hubo en el lugar. A su vez, un poste que señala el kilómetro cero, continúa cumpliendo su función de punto de origen de las autopistas...

Leer más
Visita obligada: El Templo del Pabellón Dorado
Mar31

Visita obligada: El Templo del Pabellón Dorado

Visitar el Templo del Pabellón Dorado (金閣寺) se ha convertido ya en una tradición Es, sin duda, uno de los atractivos turísticos más conocido de la ciudad de Kioto y un lugar de visita obligado para el turista. Fue construido en 1397 con el fin de albergar una de las villas de reposo del entonces shogun Ashikaga Yoshimitsu. Los dos primeros pisos del pabellón están recubiertos de oro puro otorgándole una magnificencia pocas veces vista en cualquier otra estructura semejante. Con las sucesivas guerras internas que sufrió Japón durante los siglos XV y XVI el pabellón dorado fue quemado y reconstruido sendas veces. En 1994 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Os dejo con una comparativa de mis últimas visitas. La primera durante el invierno de 2011, la segunda y más reciente ayer. !Saludos!      ...

Leer más
El maestro de la ceremonia del té: Sen-no-Rikyû
Ago04

El maestro de la ceremonia del té: Sen-no-Rikyû

La ceremonia del té se desarrolló durante el siglo XVI como una forma arcaica de arte propia de los maestros del té entro los que destacaba Sen-no-Rikyû. Desdeñando la ostentación a fin de buscar el refinamiento en la simplicidad, Rikyû se convirtió en el árbitro principal de la estética japonesa. Cortejado como tal por el shogun Toyotomi Hideyoshi, cuyos gustos eran bastante ostentosos, la vida del maestro Rikyû quedó a su merced. Inevitablemente, un día perdió su favor, y en 1591, Hideyoshi le obligó a cometer seppuku (suicidio). Las razones siguen sin estar claras. Hay quién conjetura que fue acusado de tratar de envenenar a Hideyoshi durante una ceremonia del té; otros afirman que Rikyû ofendió al shogun al colocar una imagen suya sobre la puerta del templo de Daitoku-ji. Era impensable que un jefe militar pasase por debajo de la efigie de un vasallo. Pero lo más probable es que Hideyoshi se encaprichara de la hija de Sen-no-Rikyû y que cuando éste se negó a entregársela para su harén, el tirano le exigiera la...

Leer más
Kodo, el camino del incienso
Jul25

Kodo, el camino del incienso

El incienso, que supuestamente desagrada a los malos espíritus, permea el aire allí por donde prevalece el Budismo, en el templo, el altar particular o en el cementerio. El incienso llego al archipiélago nipón con la introducción del pensamiento iniciado por Siddhartha Gautama, el Budismo, a través de la China y Corea en el siglo VI. Durante la era Heian (794-1185), sus connotaciones religiosas y funerarias se complementaron con el disfrute y placer de su aroma. Ofrecido a emperadores y clérigos, los pedazos de la preciada madera están expuestos en las salas del tesoro de los templos. Los aristócratas de la época Heian lo coleccionaban y organizaban fiestas kokai (fiestas del incienso) con el objetivo de adivinar su procedencia mientras éste quemaba, un juego refinado desarrollado según una estricta etiqueta. El shogun (jefe militar) Ashikaga Yoshimasa (1435-1490) llegó a coleccionar la friolera de 103 variedades de incienso a las que puso nombre. Aunque el culto al incienso desapareció con el final del Shogunato Tokugawa (1603-1868), hoy todavía quedan devotos del kodo, el camino del...

Leer más