Zombies de la economía japonesa: el salaryman (3)

Bienvenidos de nuevo. Con el de hoy termino esta serie de posts dedicados a uno de los motores de la economía japonesa, los salaryman.

En la actualidad, conseguir una semana laboral de 40 horas sigue siendo una utopía. Las grandes empresas adoptaron la semana laboral de cinco días a finales de la década de 1980, pero sigue existiendo un gran porcentaje de comercios que aún trabajan seis días a la semana concediendo, tan solo, media jornada de fiesta los sábados en semanas alternas.

Cuanto más pequeño es un negocio, más probable es que practique la semana laboral de 48 horas. Siendo la base del la economía, las pequeñas empresas subcontratan la fabricación de piezas de las más grandes. La competencia es acérrima incluso en tiempos de recesión como los actuales: si una empresa no puede ajustarse a precios bajos y plazos cortos, siempre habrá otra que esté dispuesta a hacerlo. Muchos de estos negocios explotan a trabajadores extranjeros, en gran parte ilegales.

sociedadportada2

Parece que el sistema de trabajo de por vida empieza a declinar. Cambiar de trabajo sigue siendo algo poco común en Japón y en algunos casos mal visto por el sector empresarial. Aún así, muchos japoneses comienzan a verlo como una oportunidad de mejorar en su vida laboral.

¡Hasta la próxima! 

Author: Periodista en Japón

Periodista especializado en Asia Oriental, apasionado del Marketing Digital, la Comunicación y Japón

Share This Post On

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *