Recetas japonesas fáciles de realizar

Recetas japonesas fáciles de preparar con ingredientes fáciles de encontrar: los entrantes

Hace unas semanas os hablaba de la cocina tradicional japonesa y cómo los habitantes del país asiático ni mucho menos comen sushi (寿司​ すし), tempura (天ぷら てんぷら)  o fideos fritos todos los días. Pues bien, en estas líneas encontraréis distintos tipos de platos japoneses cuyos ingredientes pueden encontrarse en la mayoría de supermercados de nuestro país. Solo en algunos casos deberéis acudir a establecimientos de comida asiática.

El post se divide en recetas japonesas fáciles para preparar entrantes, platos principales y algún que otro postre. Quedaréis como verdaderos “cocinillas” con vuestros invitados.

Se tiende a pensar que la cocina tradicional japonesa está repleta de complejas recetas con multitud de ingredientes que tan solo se encuentran en el archipiélago asiático. No es verdad. Hoy en día lo tenemos todo a nuestro alcance para realizar cualquier plato de la rica gastronomía nipona.

Los restaurantes  japoneses no tienen por costumbre servir los platos con un intervalo de tiempo entre ellos. El concepto de entrante, plato principal y postre pertenece más a la cultura occidental. Lo que entendemos como “menú del día” en España, en Japón recibe el nombre de teishoku (定食 ていしょく). Consta de varios platos que se presentan a la vez y se cobran a un precio total fijo. Dentro de esta reunión de “platillos” podemos encontrar recetas japonesas fáciles de preparar como los edamame (枝豆 えだまめ), las ensaladas de algas, la sopa de miso, las empanadillas fritas o gyoza (餃子 ぎょうざ), etc.

recetas fáciles japonesas, los edamame

Un snack saludable y fácil de cocinar

Los edamame o el snack más saludable de la cocina tradicional japonesa

Ya hace un tiempo que algunos supermercados españoles han apostado por ingredientes de culturas como la asiática y los edamame son un ejemplo. Para aquellos que no los conozcáis, se trata de las vainas de soja inmadura de aspecto semejante a las judías verdes. Originarias de Japón se pueden comprar con o sin cáscara, frescos o congelados.  Fuente de proteínas, fibra y ácidos grasos omega son una de las recetas japonesas más fáciles de cocinar. Un auténtico vicio y una solución ideal como entrante.

Ingredientes (de dos a cuatro personas)

Preparación

  1. Más sencillo no puede ser. En una olla grande ponemos a hervir agua. Le añadimos un poco de sal y cuando empiece a hervir echamos los edamame. Los dejamos en agua hirviendo siete u ocho minutos, los escurrimos y secamos con papel absorbente.
  2. Los servimos en un bol, espolvoreamos con escamas de sal al gusto, echamos las semillas de sésamo y le ponemos la salsa o crema de vinagre balsámico. ¡No os empachéis que es sólo un entrante!

Ensalada con sabor a mar

Otra de las recetas japonesas fáciles y rápidas de hacer es la ensalada de alga wakame, un clásico de la comida tradicional japonesa. Personalmente no soy un apasionado de las algas como ingrediente culinario. Por ejemplo, aunque muy fan del sushi hace relativamente poco que me he acostumbrado a los maki (巻きまき) y a sus variantes futo (太 ふと), ura (裏 うら) y tekka (鉄火  てっか). En el caso que nos ocupa, el alga wakame se convierte en la protagonista de esta ensalada. Se trata de una de las algas más usadas en Japón ya sea como ingrediente para sopas o como elemento principal de platos fríos con los que acompañar cualquier menú. 

Ingredientes (para dos personas)

Preparación

  1. Lo primero que debemos hacer es cubrir las algas wakame  en agua tibia para deshidratarlas.
  2. Las dejamos en remojo alrededor de 10 minutos, escurrimos y las cortamos en tiras. Lo siguiente es pelar y cortar el pepino en forma de bastoncillos finos para, seguidamente, tostar ligeramente las semillas de sésamo en una sartén.
  3. Picamos la guindilla para darle ese toque picante desechando las semillas.
  4. Finalmente, preparamos el aderezo batiendo el vinagre de arroz con la salsa de soja, el zumo de limón y el azúcar. Se añaden las semillas de sésamo, la guindilla picada y batimos un poco más.
  5. Servimos en cuencos el alga wakame con el pepino a tiras y añadimos el aliño al gusto. Es un plato que se suele presentar frío así que lo mejor es dejar reposar la ensalada en la nevera unos minutos antes de comer. Es una buena opción para una cena ligera o como entrante para un menú de raíces asiáticas.
recetas japonesas fáciles, empanadillas gyoza

Uno de lo entrantes más reconocidos de la cocina japonesa

Las gyozas o un clásico de la gastronomía japonesa en occidente

A continuación, uno de los entrantes por excelencia de la cocina tradicional japonesa y de importación. Presentes en multitud de restaurantes de todo el mundo, las empanadillas fritas se han convertido en un estandarte de la gastronomía asiática junto al sushi , el ramen (ラーメン) o la tempura. Un plato de procedencia china adaptado a los sabores de la rica cocina del archipiélago asiático. Se trata de una empanadilla, de las de toda la vida, rellena de carne, verduras o el ingrediente que más apetezca. Hervidas y cocinadas al vapor a fuego lento suelen servirse acompañadas de un pequeño bol con salsa de soja. Las variantes son múltiples y de bien seguro hará las delicias de tus comensales.

Una de las muchas recetas japonesas fáciles de realizar y hecha con ingredientes que puedes encontrar en cualquier supermercado asiático.

Ingredientes para la pasta de las gyoza (25 unidades)

Ingredientes para el relleno

Ingredientes para la salsa

Preparación

  1. Antes de nada, ponemos las hojas de col en el microondas para rebajar el crujiente de su textura. Un minuto será suficiente. Seguidamente, cortamos la col, las setas y la cebolleta en pequeños trozos.
  2. Una vez cortadas las verduras, aprovechamos y las ponemos en un cuenco grande. Añadimos el ajo rallado, el jengibre y la carne de cerdo para, a continuación, mezclarlo todo con las dos manos.
  3. El siguiente paso será añadir una cucharadita de sake, otra de aceite de sésamo y una de salsa de soja.  Salpimentamos y volvemos a ponernos manos a la masa. Mezclamos bien.
  4. Ya tenemos listo el relleno de las gyoza así que pasamos a elaborar el envoltorio, la empanada. Se coloca una porción pequeña del relleno en una de las obleas para, después, mojar los bordes a lo largo de la envoltura con los dedos.
  5. Llegó el momento para el virtuosismo. Juntando el lado delantero de la envoltura lo sellamos mediante delicados pliegues en forma de semicírculo.
  6. En una sartén caliente ponemos aceite vegetal y freímos las gyoza hasta que se doren.
  7. Bajamos el fuego y añadimos el agua de un ¼ de taza en la sartén. Tapamos para dejar que las empanadillas terminen de cocinarse al vapor y listos. Las servimos acompañadas de un poco de salsa de soja.

Recetas japonesas fáciles para platos principales

Una vez hemos deleitado a nuestras visitas con alguno de los entrantes previamente presentados no podemos más que seguir con un fantástico plato principal. Es cierto que la rica cocina nipona tiene entre su extenso recetario gran cantidad de opciones gastronómicas a escoger, os presento dos de mis principales preferidos.

rectas japonesas fáciles, la tempura

El «rebozado» japonés por excelencia

El rebozado japonés por excelencia: la tempura

Pasamos de uno de los entrantes más conocidos a uno de los platos principales más emblemáticos de la cocina tradicional japonesa: la tempuraAlgunos datan el origen de la palabra tempura en tiempo de los misioneros jesuitas españoles y portugueses en el archipiélago asiático. Concretamente del portugués “tempero” o «condimento» en español. Otros dicen que proviene de la expresión del latín ‘tempora ad quadragesimæ’, es decir, ‘tiempo de cuaresma». Sea como fuere, se trata de una evolución de las técnicas de fritura de los creyentes occidentales asentados en la ciudad de Nagasaki, al sur de Japón. En este caso, os presento un plato vegano y es que vamos a preparar tempura de verduras.

Ingredientes para la masa (para cuatro personas)

Ingredientes para la salsa tentsuyu (天汁 てんつゆ)

Se trata del acompañante perfecto para la tempura. Aunque es habitual que en algunos restaurantes se presente este plato junto a la salsa de soja, la gastronomía japonesa tiene un condimento ideal para esta receta. El tentsuyu se hace a base de caldo dashi (だし).

De intenso sabor umami se usa como base para otros platos como el que nos ocupa o la sopa de miso, por ejemplo. Su receta depende de ingredientes estacionales pero suele consistir en  tres partes de dashi, una de mirin (味醂 みりん) y otra de salsa de soja.

Ingredientes para el rebozado

Preparación

  1. Preparamos las verduras. Cortamos el nabo con un grosor de unos cinco centímetros, lo rallamos y escurrimos un poco para que así mantenga la humedad. Pelamos y rallamos el jengibre con una cucharilla de café. Seguimos con la zanahoria. Pelada, troceada y cortada primero en rodajas y después en forma de bastoncillos.
  2. Seguidamente sacamos la punta del tallo del pimiento del padrón y del boniato y los cortamos en rodajas. Hacemos lo mismo con un trozo de la berenjena que cortamos con un grosor de unos cinco centímetros. Partimos por la mitad dicho trozo, lo cortamos en cuatro y, posteriormente, lo marcamos en la sartén en forma de abanico.
  3. Limpiamos con un trapo y cortamos la punta de la seta shimeji.  Quitamos los tallos para, posteriormente, cortarlos por la mitad.
  4. Para la masa o rebozado de la tempura hay que empezar batiendo un huevo al que añadiremos un vaso y medio de agua. Seguimos batiendo hasta crear lo que los japoneses llaman tamamizu (玉水 たまみず), literalmente huevo y agua. Añadimos la harina de trigo y mezclamos. Se añade un poco de hielo a la mezcla de agua y huevo. Tenemos listo el rebozado.
  5. Pasamos ahora a hacer el kakiage (かき揚げ かきあげ) o fritura japonesa de verdura o marisco. Lo primero será poner en harina la zanahoria y “rebozárla” con la masa de tempura para, seguidamente, “freírla” en la sartén. Para que el kakiage sea óptimo la temperatura del aceite debe rondar los 160º. Rebozamos las otras verduras con la harina de trigo , las pasamos por la masa de tempura y las freímos durante alrededor de cuatro minutos para que queden crujientes.
  6. Para que la masa de la tempura se abra y conseguir que quede más crujiente salpicamos sobre las verduras con gotitas de kakiage. Si queremos la tempura aún más crujiente, sacamos la verdura al aire para volver a freírla en aceite vegetal varias veces. Sacamos y escurrimos las verduras.
  7. Ya tenemos lista nuestra tempura de verduras que podemos servir junto a la salsa tentsuyu, nabo y jengibre rallado. ¿Fácil, no? No os dejéis engañar, pese a los múltiples pasos a seguir se trata de una de las recetas japonesas más sencillas de realizar.
recetas japonesas fáciles, yakisoba de pollo

Un plato de «tenderete» popular

Uno de mis favoritos: los fideos fritos yakisoba de pollo

Si habéis superado la prueba anterior, elaborar los yakisoba (焼そば やきそば) os parecerá un juego de niños. En Japón es muy común toparse con puestos callejeros donde sirven porciones de yakisoba para llevar. En días festivos, cerca de los templos budistas, los vendedores de estos fideos fritos hacen su agosto. Esta etiqueta de comida ambulante o casera es una de las razones por las cuáles muchos restaurantes japoneses de categoría se niegan a servir yakisoba. Uno de mis platos favoritos por su sencillez, sabor y por las múltiples variantes que ofrece. Aunque alguno de los ingredientes como las virutas de bonito seco deben conseguirse en establecimientos especializados veréis que son fáciles de encontrar.

Ingredientes (para dos personas)

Preparación

  1.  Empezamos cocinando los fideos soba hervidos o al vapor siguiendo las especificaciones del mismo paquete. En paralelo, vamos cortando la zanahoria, el calabacín y el pimiento en juliana, troceamos las setas shiitake y picamos la cebolleta.
  2. Seguidamente, calentamos el aceite marinado a fuego medio en la sartén o wok y freímos el pollo previamente troceado. Es importante que este no se termine de cocinar del todo. Salpimentamos al gusto.
  3. Se añaden las verduras a la sartén (no os olvidéis de la col y los brotes de soja) y lo freímos todo junto durante tres o cuatro minutos.
  4. Incorporamos los fideos, vertimos ¼ de taza de agua sobre los mismos y tapamos la sartén. Bajamos el fuego y dejamos que todo se cocine durante unos minutos más.
  5. Finalmente, añadimos la salsa yakisoba al gusto y se remueven un poco más los fideos, el pollo y la verdura.
  6. Servimos los yakisoba en dos platos y ponemos la “guindilla” con las virutas de bonito seco. Otra de las recetas japonesas fáciles de preparar lista. Otra de las recetas japonesas fáciles listas para degustar.
recetas japonesas fáciles, bolitas dangi

Un postre de «cómic»

Un postre de manga y anime: las bolitas dango

Este postre hace acto de presencia en multitud de manga y series anime. Las bolitas dango (団子 だんご) son esferas de harina de arroz dulce ligeramente empalagosas al paladar. Suelen comerse en celebraciones populares, en tenderetes que las sirven en pinchos de tres o cuatro. Existe una gran variedad de colores para las bolitas dango según los ingredientes aunque hoy os presento la versión “neutra”, un clásico.

Ingredientes para las bolitas (para 4 personas)

Ingredientes para la salsa

Preparación

  1. Echamos el agua y la harina de arroz “mochiko” en un tazón y removemos hasta que se forme una masa homogénea.
  2. Agregamos a la masa unas gotas del sirope escogido y mezclamos un poco más.
  3. Una vez tenemos lista la masa pasamos a hacer las bolitas dango de un tamaño semejante al de una pelota de ping-pong (unos cinco centímetros de diámetro).
  4. Listas las bolitas las ponemos en un cazo con agua hirviendo. Es muy importante que el agua haya entrado en ebullición en el momento de echarlas ya que si no corremos el riesgo de que se desagan.
  5. Hay que dejar hirviendo las bolitas dango hasta que floten, hasta que suban a la superficie. Seguidamente, con cuidado, las pasamos a otro recipiente con agua fría donde las dejaremos reposar alrededor de quince minutos. Os aconsejo que para esta maniobra utilicéis una espumadera. Transcurridos los quince minutos las sacamos y dejamos que se sequen.
  6. Sólo queda preparar la salsa agridulce mezclando todos los ingredientes anteriormente citados.
  7. Ensartamos las bolitas dango en pinchos de madera y las rociamos con la salsa agridulce.

Un abanico de recetas japonesas fáciles para cocinar

Como habréis podido comprobar, la gastronomía japonesa tiene multitud de sabrosos platos al alcance de todos, seamos o no duchos en cocina. Seguro que con todas estas recetas y consejos probáis alguna. Os animo a que compartáis vuestras creaciones con los seguidores del blog o a través de las redes sociales y, de este modo, hacer crecer el recetario de platos japoneses sencillos de cocinar.