La luna le pertenece: Tsukuyomi

Imagen portada dios Tsukuyomi

Tsukuyomi (月読), conocido también como Tsukuyomi-no-Kami es considerado dentro del panteón sintoísta como el dios de la luna. No en vano su nombre se compone de los kanjis «luna» (tsuki) y «lectura» (yomu).

Tsukuyomi fue el segundo de los llamados «tres hijos nobles» nacidos de Izanagi (deidad primordial japonesa junto a su esposa, Izanami). Mientras que su hermana Amaterasu nació del ojo izquierdo de Izanagi y Susanô de su nariz, Tsukuyomi emanó del ojo derecho de su padre. Nació mientras que Izanagi se tomaba un baño purificador tras escapar del inframundo de donde no pudo rescatar a su amada esposa. En otra versión de la leyenda recogida en el primer documento escrito japonés, el Kojiki, este nació de un espejo de cobre blanco que su padre, Izanagi, sostuvo en su mano izquierda.

La mitología del país asiático cuenta que Tsukuyomi consiguió ascender al Takama ga hara (morada de los dioses siontoístas) mediante la llamada escalera celestial. Allí vivió junto a su hermana Amaterasu, diosa del Sol, hasta que Tsukuyomi mató a Uke Mochi , diosa sintoísta creadora de la flora, la fauna y los alimentos, además de poseedora mediante la muerte de las llamadas sustancias vitales. Un acto reprochable que afectaría negativamente al dios pero muy positivo para los seres humanos. Y es que del cuerpo difunto de Uke Mochi emanaron los alimentos terrenales fundamentales. De sus ojos  surgió el arroz (alimento principal y esencial de la rica y extensa gastronomía japonesa), de sus orejas apareció el mijo, de sus genitales trigo, de la nariz de la diosa brotaron judías pintas y del recto la soja. Como no podía ser de otra manera, Amaterasu se enfado de tal manera que aseguró que nunca más volvería a estar presente junto a su hermano Tsukuyomi. Para no cruzarse con él se movía de una lado al otro del Takama ga hara para evitar al dios.  Dicen que es por ello que la luna y el sol nunca se encuentran.

 

 

Pintura elementos Japón, cerezos, Monte Fuji y Sol

(10+2) consejos para viajar a Japón que he ido “cargando” en la mochila de la experiencia.

Mis mejores tips en un pdf descargable.

Quiero los consejos

Gracias por suscribirte a la Newsletter