Hachiman: dios de la guerra

Cabecera Hachiman dios de la guerra

Dentro de la religión sintoísta, existen multitud de deidades. Las siguientes líneas están dedicadas a Hachiman (八幡), el dios de la guerra. Conocido también como Hachiman-shin o Yawata no kami, Hachimane es, también, venerado como dios de la agricultura y como deidad tutelar del país asiático, al que le proporciona paz y felicidad.

Aunque parezca contradictorio, el animal que simboliza y que además es mensajero del dios Hachiman es la paloma.

Hachiman alcanzó gran fama entre los años 859 y 880 d.C. debido al templo edificado en su honor en Kioto por el clan Minamoto. En Usa, prefectura de Ôita, Hachiman cuenta con el santuario más importante de entre los más de 45,000 templos repartidos por todo el archipiélago nipón. Además, a lo largo de la geografía japonesa encontramos ciudades o pueblos con los nombres de Hachiman, Yawata o Yahata que deben su topónimo a que se edificaron alrededor o cerca de estos templos.

El origen del dios de la guerra, Hachiman, es incierto ya que no se recoge  ni en el Kojiki ni en el Nihonshoki, documentos que relatan los mitos fundacionales de Japón. Aún así, todo apunta a que se identifica con el emperador Ôjin, quien fue conocido por intentar ampliar los conocimientos tanto materiales como culturales de la población de su época.

Hachiman es también importante en el budismo donde es conocido como el Gran bodhisattva Hachiman. En esta religión se le considera como uno de los dioses que protegen al devoto Sutra del Loto.

Si estáis por Japón y os planteáis hacer una excursión desde Tokio, capital del archipiélago, os recomiendo visitar la ciudad costera de Kamakura. Además de la figura del Gran Buda Daibutsu podréis hacer un recorrido por multitud de templso y santuarios uno de ellos dedicado al dios Hachiman.

Icono Monte Fuji Sol

Conecta y recibe nuestros consejos para viajar a Japón en 2019

Lo que siempre quisiste saber sobre el país asiático a un solo clic. ¿Te apuntas? 

Gracias por suscribirte a la Newsletter