Dragón japonés surcando los cielos

¿Conoces al dragón japonés?

Pocos seres mitológicos tienen la presencia e imponen más que el dragón japonés. De dimensiones inverosímiles estas bestias surcan mar y cielo salpicando el horizonte de bellos colores. Su origen hay que buscarlo en China, aunque ha terminado íntimamente ligado al folclore del país asiático. Sí, en el capítulo de hoy hablamos de dragones.

El dragón japonés  vive bajo el agua

Cuándo oís la palabra “dragón”, ¿A qué elemento lo asociáis? Al fuego, ¿Verdad? Por extraño que parezca el dragón japonés reside la mayor parte del tiempo debajo del agua. Su hábitat natural son los ríos, lagos y océanos aunque tiene la capacidad de volar gobernando las nubes y las tormentas. 

Ambas criaturas, china y japonesa, se asocian al estado líquido aunque difieren en el número de garras. Mientras que el dragón japonés cuenta con tres zarpas su homólogo del continente posee cinco.

Características principales de los dragones 

Dice la leyenda que el emperador chino Yao procedía de una estirpe de dragones. Es más, muchos soberanos del país fueron descritos metafóricamente como “rostros de dragón”. Estos seres son representados como bestias con cuello de camello, ojos de liebre, cuernos de ciervo y con gruesa piel recubierta de impenetrables escamas. Sus garras recuerdan a las de un águila mientras que sus zarpas se asemejan alas de un tigre. Poseen largos bigotes y bajo su barbilla guardan una brillante joya.

Pintura de dragón japonés

Su aliento es capaz de crear nubes de lluvia y fuego. El cuerpo del dragón japonés puede contraerse y expandirse a voluntad y es capaz de transformase en otro ser o volverse invisible. Según la mitología china, el dragón gobierna los cuatro mares que delimitan la tierra habitable. Al mismo tiempo,  forma parte de los doce signos del zodíaco.

Existen cuatro reyes Dragón: el Dragón Celestial quien gobierna la mansión de los dioses; el Dragón Espiritual domina la lluvia; el Dragón Terrenal marca el curso de los ríos y el Dragón del Tesoro Oculto es guardián de los metales y las piedras preciosas

Bonus track: una historia de dragones

Cada 50 años el dragón blanco que vivía en el lago de Yamashiro se transformaba en un pájaro llamado O-Goncho. Su canto se parecía al de un lobo y cada vez que surcaba los cielos se producía una terrible hambruna en la región. Un día, mientras Fui Hi observaba el Río Amarillo, apareció un dragón del mismo color quien le entregó un pergamino con caracteres extraños. Dicen que este fue el origen legendario del sistema de escritura chino, los posteriores kanji (漢字 かんじ).

Periodista en Japón
Apasionado de todo lo que rodea al país asiático, en especial del ramen y las novelas de Haruki Murakami.
También puede interesarte
Rayos y truenos
Conociendo a Raitaro: hijo del Dios trueno
Raijin: dios japonés del trueno y el rayo
Los ermitaños japoneses o sennin
El tanuki japonés
El tanuki o “tejón japonés”

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.