Los ermitaños japoneses o sennin

La mitología japonesa no sólo se alimenta de dioses, héroes y seres sobrenaturales como los yôkai. Una parte del folklore del país asiático está dedicada a leyendas protagonizadas por personajes históricos. Emperadores, señores feudales, algunos shôgun (将軍 しょうぐん), conocidos samurái ( さむらい) o los ermitaños japoneses o sennin (仙人 せんにん). Hombres y mujeres que por voluntad propia decidieron abandonar la sociedad para vivir como ascetas. De ellos hablaremos a lo largo de las siguientes líneas.

Hablemos de los ermitaños japoneses: Yôshô

Existen cantidad de historias y leyendas en torno a estos ermitaños japoneses. Se dice que, pese a tener forma humana, son inmortales y poseen poderes mágicos. Yôshô, nacido en Noto, prefectura de Ishikawa, en el 870 a.C es considerado el primer sennin de Japón. Cuentan que justo después de su alumbramiento la madre de Yôshô soñó que se había tragado el Sol. Un acontecimiento que profetizaba el poder milagroso del pequeño.

Yôshô dedicó su vida al estudio del Sutra de la Ley. Decidió vivir de forma extremadamente sencilla llegando a consumir solamente un gramo de mijo al día. Algunos dicen que abandonó el plano terrenal en el 901 d.C tras haber adquirido un inmenso poder sobrenatural. Tras su “partida” encontraron un manto colgando de la rama de un árbol junto a un pergamino que decía: “lego mi manto a Emmei de Dogen-ji.

Ermitaños japoneses, estatua de Rishu en el monte Horaiji

Estatua del asceta Rishu en el monte Horaiji

La historia del asceta Emmei

Cuando llegó el momento, Emmei se convirtió en otro de los ermitaños japoneses. Al igual que su maestro, llevó a cabo numerosos milagros a lo largo de su vida. Al poco de morir Yôshô, el padre de Emmei enfermó de gravedad. Pese a su mal estar este rezaba día y noche para poder volver a ver a su hijo. A los pocos días sus oraciones obtuvieron respuesta con el recitar del Sutra de la Ley por parte de Yôshô. El asceta le dijo: “ofrece flores y quema incienso el decimoctavo día de cada mes para que mi espíritu descienda guiado por su perfume y humo azulado”.

Uno de los ermitaños japoneses más famosos lo conocemos gracias a la cultura popular. Se trata de Mutenroshi o Kame Sennin (亀仙人 かめせんにん), duende tortuga. Mentor de Son Goku y Krilin en los primeros compases del manga Dragon Ball vive apartado del mundo en una pequeña isla de nombre Kame House. Experto en artes marciales y en técnicas como el Kame Hame Ha es el ser más poderoso de la tierra. Se desconoce su edad aunque alguno dicen que tiene más de 300 años

Periodista en Japón
Apasionado de todo lo que rodea al país asiático, en especial del ramen y las novelas de Haruki Murakami.
También puede interesarte
Nekomata
El gato yôkai o nekomata
Dragón japonés surcando los cielos
¿Conoces al dragón japonés?
Descubriendo seres mitológicos japoneses
Jizô: protector de los niños japoneses y la maternidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.