Ideogramas kanji

Ideogramas kanji

Características principales de los kani

El idioma japonés se compone de varios alfabetos, cada uno con sus propias características y usos. Encontramos el hiragana (平仮名  ひらがな), el katakana (片仮名  かたかな) y los ideogramas kanji (漢字 かんじ) de los que hablaremos en este espacio.

Los expertos parecen ponerse de acuerdo en que el actual japonés y sus escrituras tienen los orígenes en los dialectos hablados por los habitantes de las islas más meridionales del archipiélago, Okinawa. Al mismo tiempo, parece que lenguas como el chino o el coreano también influyeron en la construcción del actual idioma que apareció en el siglo IV d.C con la penetración de la religión budista.

Es difícil entender la construcción del japonés sin hacer mención a los kanji. Se trata de ideogramas de procedencia china que ayudan a expresar conceptos de la realidad nipona. Estos «conceptos» llegaron a Japón a partir del siglo V como parte del mensaje transmitido por el Budismo zen chino. Rápidamente, los kanji se hicieron populares en las altas esferas y la corte japonesa de la época.

Los kanji pueden tener una o varias pronunciaciones así como, también, varios significados dependiendo de la combinación entre ellos o si se acompañan de grafías del hiragana como el caso de las flexiones verbales.

El verdadero escollo para todos aquellos que hemos estudiado y aprendemos japonés son los kanji. Es habitual tirar la toalla al no poder superar el aprendizaje de estos ideogramas ya que existen centenares con multitud de pronunciaciones y significados.

Actualmente, el Ministerio de Educación japonés considera de uso cotidiano una lista de 2.136 kanjis llamados jôyô (常用漢字 じょうようかんじ). Una medida para estandarizar este tipo de ideogramas y hacer algo más sencilla la cotidianidad del idioma japonés.

Conoce más sobre la idioma japonés en el siguiente enlace.

Icono Monte Fuji Sol

Conecta y recibe nuestros consejos para viajar a Japón en 2019

Lo que siempre quisiste saber sobre el país asiático a un solo clic. ¿Te apuntas? 

Gracias por suscribirte a la Newsletter