¿Qué es el salaryman japonés?

Salaryman japonés

La economía japonesa está formada básicamente por lo que llamamos el salaryman japonés (サラリーマン). Millones de japoneses trajeados iguales que cada mañana abarrotan los vagones de tren para dirigirse a sus hipotecados lugares de trabajo. Tras una maratoniana jornada laboral que puede alargarse hasta las diez horas les esperan aún dos horas de media para llegar a sus hogares.

Parecen haber perdido el sentido de la “individualidad” y siguen la corriente siendo uno más del rebaño que conforma el “conservador” sistema laboral del país asiático.

Características del salaryman japonés:

  • Visten todos de traje oscuro tallados por el mismo patrón. Parecen robots o zombies ligados al sistema económico del país asiático.
  • Los alquileres prohibitivos de las grandes ciudades les obligan a vivir a unas dos horas de media del trabajo.
  • Realizan jornadas laborales de alrededor de diez horas.
  • Como ética de trabajo están “obligados” a realizar horas extras.
  • Tienen dos semanas de vacaciones al año pagadas pero las reducen para demostrar su “compromiso” con la empresa.
  • Al terminar la jornada laboral “disfrutan” de un tiempo de relax con sus compañeros cenando o tomando una copa.
  • Regresan a sus casas de madrugada y apenas tienen interacción con su familia.
  • Dedican el domingo a sus mujeres e hijos realizando todo tipo de actividades como deportes, pasear o ir al centro comercial.
  • Ingresan en la empresa al término de la universidad y ascienden según la edad y no por méritos propios.
  • A los 60 años han llegado a la cúspide de su carrera profesional siendo gerentes, directores o cargos de relevancia en la empresa de toda la vida.
  • Son capaces de dormirse y provocar escenas bochornosas en lugares públicos debido al cansancio acumulado.
  • El estrés y el cansancio de este tipo de trabajadores puede causar el karôshi (過労死  かろうし) literalmente “muerte por exceso de trabajo.
  • Los cambios en el sistema laboral japonés son lentos. El país más longevo del mundo con una de las natalidades más reducidas de todos los países occidentales no presagia un buen futuro para las pensiones de los jubilados japoneses.

Conoce más sobre estos trabajadores japoneses.