Escaparate con letras en japonés

Trucos para aprender japonés

Ya hace muchos años que empecé con esto del japonés, más de 10. Como he comentado en algún que otro artículo se trata de una carrera de fondo, un maratón que puede durar toda tu vida. Para alcanzar la fluidez con el idioma es necesario disponer de una buena base de sacrificio, tenacidad y constancia. Entendiendo que disponéis de todas estas cualidades, solo os queda establecer un método de estudio eficaz para convertiros en unos auténticos perapera (adjetivo que usan los japoneses para referirse a alguien que habla muy bien su idioma, aunque solo sepa decir “buenos días”). A continuación, y desde la experiencia, mis trucos para aprender japonés. Hajimemasu!

Memoriza y repite, es la clave

Sé que es un coñazo empezar así este listado de trucos para aprender japonés, pero, sintiéndolo mucho, esta es la pura realidad. Repetir, memorizar, repetir y memorizar. Empezaréis por memorizar los alfabetos hiragana (平仮名  ひらがな) y katakana (片仮名 かたかな) y por unos cuantos kanji (漢字かんじ).

Con los fonemas silábicos en la sesera os toca repetir y memorizar vocabulario, formas gramaticales y poco a poco ir aumentando el número de kanji. Para los ideogramas, lo que me sirvió a mí fue memorizarlos mientras garabateaba sus trazos. Es muy importante que desde el principio aprendáis la forma correcta de escribir/dibujar los kanji.

Ejemplares de manga japonés

La lectura de manga es un método muy efectivo para aprender japonés

 

Lee manga y mira anime en versión original con subtítulos

Os lo aconsejo, sobre todo a los que empezáis con el idioma. Memorizando los fonemas del hiragana y el katakana serás capaz de empezar a leer manga. Seguramente aún no conozcas el significado de muchas palabras, pero te ayudará a coger fluidez con la lectura. Además, muchos manga destinados a niños y jóvenes incorporan el llamado furigana, o ayuda a la lectura de los kanji mediante caracteres silábicos.

Si sois aficionados al anime mi recomendación es que veáis las series en versión original y con subtítulos en español para los que empezáis y en japonés para los avanzados. Evidentemente no estaréis pendientes de la locución en japonés, pero os servirá para ir interiorizando vocabulario y alguna que otra construcción gramatical. Además, ahora que estamos saturados de plataformas de vídeo en streaming la función de los subtítulos ya viene integrada por defecto.

Hazte amigo de un japonés o de una japonesa

Sin duda la mejor forma de aprender japonés. Hoy en día por internet puedes encontrar grupos de intercambio de idioma fácilmente. Lo único que tienes que hacer es guardar la timidez en casa y salir a practicar conversación con un nativo. Tú le enseñas algo de español y él o ella se convertirá en tu profesor de japonés particular e improvisado. Además de lecciones de japonés podrás conocer aspectos culturales, costumbres o todo aquello que te interese del país asiático.

Pega post-its por casa

Un truco para aprender japonés que me funcionó y mucho durante mis primeras lecciones fue “empapelar” mi casa de post-its con vocabulario relacionado con objetos cotidianos. Escribís la palabra en japonés y pegáis el papelito al lado del mueble u objeto en cuestión. De forma instintiva iréis viendo la palabra en japonés y la memoria hará el resto. Eso sí, avisar a vuestra madre o pareja para que no haya conflictos.

Sílabas hiragana escritas en cartulinas

Crear tarjetas con vocabulario y kanjis es otra forma de memorizar y aprender japonés

 

Escucha la radio en japonés

Ahora que todos tenemos un smartphone, una tablet o un ordenador portátil conectado a internet ya no hay excusa. Durante tus ratos libres, trayectos en tren o mientras cocinas te aconsejo escuchar la radio en japonés. Al igual que con el anime, esto te ayudará a mejorar el vocabulario y la comprensión auditiva. Existen muchas emisoras japonesas que podéis escuchar en directo o descargando sus podcast.

Piensa en japonés cuando hables español

En mi caso pasaba tantas horas en la facultad rodeado de inputs relacionados con Japón y su idioma que la mímesis fue algo natural. Hablaba en español pero de forma instintiva y automática pensaba en la traducción al japonés. Se trata de un proceso complejo, que requiere de práctica y esfuerzo pero que ayuda mucho en la mejora del aprendizaje. El siguiente paso será de la mente al habla. Un peldaño más hacía el japonés fluido.

Construye frases con nuevo vocabulario aprendido

Este truco lo empecé a usar mientras estudiaba en Japón. El profesor que nos daba lecciones de vocabulario nos propuso que durante los ratos de estudio construyéramos frases con las nuevas palabras aprendidas. Tomaba de ejemplo la frase del libro de texto y a partir de aquí dejaba volar la imaginación para construir nuevas expresiones basadas en la cotidianidad de mi vida en Japón. Probadlo.

Memoriza letras de canciones en japonés

Este punto va muy ligado al número dos. Aprenderse los openings y endings de vuestras series de anime favoritas os ayudará a interiorizar nuevo vocabulario. En mi caso, tarareé, memoricé y repetí hasta la saciedad las canciones de Dragon Ball, Naruto o Evangelion. Una vez aprendí las canciones de memoria probé suerte en el karaoke, y he de decir que el espectáculo micrófono en mano no se me daba mal.

Esto son algunos de mis trucos para aprender japonés, ¿Habéis utilizado alguno? ¿Conocéis más?

Periodista en Japón
Apasionado de todo lo que rodea al país asiático, en especial del ramen y las novelas de Haruki Murakami.
You may also like
Vistas aéreas de Tokio por la noche
Superpoblación en Tokio: un problema real
Templo de dioses japoneses Fushimi_inari en Kioto
12 Cosas que debes saber antes de viajar a Japón
10 cosas que hacer en Japón con 5 euros
Aeropuerto de Japón en Tokio
Trámites necesarios para abandonar Japón: lo que necesitas saber

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Icono Monte Fuji Sol

Conecta y recibe nuestros consejos para viajar a Japón en 2019

Lo que siempre quisiste saber sobre el país asiático a un solo clic. ¿Te apuntas? 

Gracias por suscribirte a la Newsletter