Universidad de Tokio, Tôdai

La universidad japonesa: experiencia personal

En otros artículos del blog hemos hablado sobre el sistema educativo japonés, lo que significa para los autóctonos la Universidad de Tokio o Tôdai, incluso os hice partícipes de mi experiencia como estudiante en el país asiático. Siguiendo esta línea, hoy ahondaremos un poco más en la educación superior: la universidad japonesa.

Mi experiencia con la universidad japonesa

Como he comentado en alguna ocasión mi periplo por Japón se dividió en dos etapas. Un primer año de estudios en la Kyoto University of Foreign Studies  (KUFS) seguido de un curso académico en la University of Miyzaki, al sur de la isla de Kyûshû, cerca de Fukuoka. Durante estas lineas me centro en la experiencia como estudiante de la KUFS. Un año en el que pude conocer de primera mano como es la universidad japonesa.

En Japón, lo más común es que los estudiantes universitarios tengan clases tanto por la mañana como por la tarde. La universidad japonesa empieza la jornada sobre las 8.30h con un parón de una hora para el almuerzo (sobre las las 12.30h) y termina alrededor de las 18.00h. De este modo, los alumnos confeccionan un horario a su medida con multitud de “horas muertas” que pasan en las cafeterías del campus. En mi caso, en el de la mayoría de estudiantes de intercambio, las “horas muertas” las aprovechábamos para avanzar en las tareas del día o la semana, no así los japoneses que se reunían para pasar el rato sin apenas echar un ojo a los libros de texto.

Aunque tenía mis sospechas, fue entonces cuando empecé a preguntarme, ¿Por qué los japoneses apenas dedican tiempo al estudio personal, a hacer deberes?, ¿Qué significa para ellos la universidad y como viven estos años?

Universidad japonesa, Tôdai

Una de las entradas a la Universidad de Tokio o Tôdai

La universidad vista por los japoneses

No dudé y empecé a preguntar a compañeros y amigos japoneses sobre este tema. Sí vale, me salió la vena periodística pero también quise comprender qué significaban estos cuatro años de estudio para ellos:

“La universidad es un tiempo de relax para nosotros”; “los profesores apenas nos exigen trabajos o deberes”; “sólo debemos preocuparnos por la asistencia y superar un par de exámenes a lo largo del semestre”; “asistimos a clase para aprender pero lo importante es disfrutar de los amigos, hablar de chicos y organizar fiestas”; “estudiamos demasiado en el paso ahora nos merecemos disfrutar un poco”

Estas fueron sólo algunas de las respuestas que obtuve al preguntar sobre la universidad japonesa. Para la gran mayoría de los estudiantes, llegar a la universidad es un “alivio”. Como ya vimos, el sistema educativo japonés tiene como principal objetivo que sus estudiantes superen los exámenes de ingreso a las mejores facultades el país. Una vez lo consiguen, se les permite relajarse. Para el entramado empresarial nipón el “caché” de la universidad  japonesa sigue primando a la hora de contratar a sus jóvenes empleados. La actitud, iniciativa y cualidades personales, lo que podríamos llamar soft sfkills, será considerado después de leer el nombre de la institución de la cual proviene el graduado.

Buscar trabajo durante los años de universidad

A partir del tercer año de universidad, los estudiantes empiezan a pensar en su carrera profesional. Ha llegado el momento del shûshokukatsudô (就職活動 しゅうしょくかつどう) o shûkatsu (就活), abreviando. Un periodo de tiempo en el que compaginan las clases con la búsqueda de trabajo. Escribí un artículo sobre este tema que os recomiendo leer.

Es común que durante los años de facultad los universitarios se busquen empleos a media jornada para pagar sus “caprichos”. Muchos de ellos suelen mudarse a una nueva ciudad y los alquileres no es que sean baratos. De todos modos, la sociedad japonesa “exige” a los recién titulados un trabajo estable y bien remunerado. Empleos que suelen encontrar en empresas de capital privado.

Estudiantes universitarios lanzando el birrete

Las prioridades de las empresas japonesas

Desgraciadamente, aún hoy en día, para muchas empresas el currículum del aspirante sigue siendo algo anecdótico a la hora de contratar (en el caso de los japoneses). Aquellos que aspiren formar parte de las empresas punteras no les queda otra que espabilarse y conseguir entrar en las facultades top del país. Para los japoneses, las entrevistas con la compañía son el momento idóneo para mostrar todo su bagaje curricular y personal. Ya sean grupales o individuales es la oportunidad ideal para hacer partícipes a los recruiters de la experiencia vivida en la universidad japonesa.

Una vez superadas todas las fases de selección como son los exámenes en linea y las entrevistas, la empresa estará en disposición de seleccionar a los nuevos empleados. Un proceso que puede durar meses, incluso años y es que una vez licenciados de la universidad japonesa a estos jóvenes les será mucho más complicado encauzar su carrera profesional

 

Periodista en Japón
Apasionado de todo lo que rodea al país asiático, en especial del ramen y las novelas de Haruki Murakami.
También puede interesarte
Salaryman restaurante Japón
El salaryman japonés: zombies de la economía
Médico y paciente en un centro hospitalario en Japón
No te la juegues: el seguro médico en Japón
Retirar dinero en Japón
Guía definitiva para sacar dinero en Japón y no morir en el intento
Llevar medicinas a Japón: todo lo que hay que saber

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.